El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires anunció un paquete de medidas apuntadas a reducir la circulación y aglomeración de personas en el territorio para evitar la propagación del coronavirus, entre las que se incluyen el cierre de los patios de juegos en las plazas públicas y la limitación en la asistencia a casamientos, que se podrán reprogramar.

En el marco de la pandemia por el COVID-19 y luego de las decisiones anunciadas anoche por el presidente Alberto Fernández a nivel nacional, el gobierno porteño prorrogó los vencimientos de las licencias de conducir y de la verificación técnica vehicular (VTV).

Las ferias de productos básicos y los mercados y polos gastronómicos continuarán abiertos "exclusivamente para la adquisición de productos", es decir, no se podrán ocupar las mesas de restaurantes y bares, según anunció esta mañana en conferencia de prensa el jefe de Gabinete del distrito, Felipe Miguel.

También se van a "cerrar los patios de juegos en parques y plazas" de la Ciudad por entender que se trata de "un foco importante de posible contagio" del coronavirus, explicó Miguel.

Por otra parte, los casamientos en el distrito "se podrán realizar pero con restricción de participantes exclusivamente a los testigos". Como otra opción, "se pueden reprogramar las fechas", explicó el jefe de Gabinete porteño.

¿Qué pasará con las clases en CABA?

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, destacó la importancia de que "las familias acompañen en este período" a sus hijos e hijas y remarcó la importancia de que los chicos se queden en sus casas, porque "no es un tiempo de vacaciones" sino que "lo único que cambia es la presencialidad".

"Necesitamos que las familias nos ayuden a garantizar los hábitos y las rutinas en casa. Vamos a decirles todas las semanas cómo pueden ir acompañando a sus hijos en casa", aseveró en la conferencia de prensa.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que las medidas anunciadas ayer por el Gobierno nacional para contener el avance del coronavirus en el país "son las correctas", y reiteró que la suspensión de las clases por el término de 14 días no implica un período de vacaciones sino que "los chicos tienen que seguir con sus procesos de aprendizaje".