Mientras la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía inició un período de calma en el Frente de Todos, en la oposición reavivó todas las internas. La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, no descartó separar de Juntos por el Cambio a la dirigente de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrió, tras una serie de acusaciones a integrantes de esa fuerza política por "negociados" con Massa. 

Los dichos de Carrió provocaron el repudio de un amplio sector de JxC, por lo que Bullrich expresó que la principal coalición opositora "deberá discutir y analizar la participación de los integrantes del espacio". 

"A mí la verdad no me asusta. Lo importante es que entendamos que esa verdad nos debe servir para que todos en Juntos por el Cambio tengamos en claro la dirección para cambiar la Argentina. Si hay gente que no tiene que estar se discutirá, se hablará y lo analizaremos", expresó Bullrich en diálogo con Pablo Rossi para Radio Rivadavia.

En referencia a las expresiones de Carrió, quien aseguró que "no se callaba más", la presidenta del PRO sostuvo que de su parte no debe ocultar nada e indicó que transita en lo que considera los marcos "morales, éticos y legales" por los que debe ir Juntos por el Cambio.

"No miento en aquello que significa el encuadre político e ideológico de Juntos por el Cambio. Hoy es 17 de agosto y recuerdo cuando salí a la calle contra esa cuarentena brutal en la que vivíamos los argentinos y no oculto que fue un determinante que le dio a Juntos por el Cambio un encuadre hacia dónde íbamos: si hacia un acuerdo con el Gobierno o a una mirada republicana. Ese encuadre lo tengo clarísimo y he trabajado siempre en ese sentido", afirmó Bullrich.

Bullrich sobre Sergio Massa

En la misma línea, cuestionó al ministro de Economía, Sergio Massa, y reveló que trabajará para imprimir su visión en la coalición.

"Tengo la misma desconfianza que 47 millones de argentinos tienen sobre Massa. Si alguien cree que Juntos por el Cambio puede convertirse en una fuerza corporativa de acuerdo con el sistema político que ha generado de la Argentina un país pobre, con bolsos por la ventana... Yo no voy con eso. Voy por otro lado y he sido absolutamente coherente", aclaró.

Con relación al ex presidente de la Cámara de Diputados y tal como había detallado BAE Negocios, Carrió criticó fuertemente a varios referentes de JxC, entre ellos Cristian Ritondo, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio, acusándolos de tener un estrecho vínculo y "negocios" con el jefe del Frente Renovador. 

Una interna que se profundiza

Con la mira puesta en 2023, la ex ministra de Seguridad resaltó las elecciones PASO para dimitir perfiles y criticó a Martín Lousteau y a Facundo Manes por haberse mostrado con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

"En Córdoba tenemos nuestra fuerza política con personas que ganaron la última elección que son Luis Juez y Rodrigo de Loredo y hay muchos dirigentes que van a ver a Schiaretti en la misma tierra en la que nosotros tenemos que competir. Y si vamos a competir, ¿Vamos a apoyar a nuestro candidatos a fondo o en la cara vamos a ir a ver al gobernador?", cuestionó.

Por último, Bullrich señaló: "Somos una coalición llamada a traer diferencias porque el verticalismo partidario no existe más. Somos una coalición que va a dirimir el perfil y el perfil que yo creo que tiene que tener el PRO es republicano, democrático, de un capitalismo sin amigos y que se anime a generar un cambio".