La presidenta del PRO y exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que "la sociedad" ve a Juntos por el Cambio "como la posible sustitución de este gobierno en 2021”, a pesar de que las elecciones del año que viene son legislativas y no presidenciales, por lo que no habrá un cambio en los cargos ejecutivos.

Además, acusó al expresidente de la Cámara de Diputados durante el gobierno de Cambiemos, Emilio Monzó, de ser "ingenuo" y "naif" por proponer un recambio generacional en el espacio de Juntos por el Cambio, luego de plantear que Cristina Kirchner y Mauricio Macri "tienen que ser una etapa terminada".

La semana pasada, en una entrevista con Infobae, Monzó analizó: "Nos cuesta mucho en nuestro país hacer un cambio generacional definitivo. Creo que Cristina y Macri tienen que ser una etapa terminada". Sobre esta línea, destacó la necesidad de edificar una nueva oposición más moderada, pero hizo salvedades: “Para la moderación y la mesura, necesitas sinfonía, una orquesta; y Patricia (Bullrich), Macri, Carrió, son solistas”.

Para posibilitar esa renovación de cara al 2023, Monzó consideró que Martín Lousteau, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo, Diego Santilli, Pablo Javkin y Rogelio Frigerio "tienen que desprenderse del macrismo, del PRO, de Juntos por el Cambio, de esos nombres que para mi ya son del siglo pasado”, sostuvo.

Bullrich le respondió de forma tajante. “Plantea ‘tiremos por la borda Juntos por el Cambio, hagamos algo nuevo con 5, 6 dirigentes’; me pareció un poco naif, ingenuo, pensar una construcción política compleja, con partidos como el PRO, la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica, el peronismo republicano, gobernadores, intendentes, diputados nacionales y el 41% de los votos, se puede resolver en dejemos todo eso y juntemos medio equipo de fútbol”, opinó durante una entrevista con TN.

En cambio, y a casi un año de que Macri y su alianza política hayan sido derrotados en las elecciones de 2019 tras cuatro años de gestión nacional, bonaerense y porteña, afirmó: "Hoy nosotros somos una propuesta de recambio de gobierno y una propuesta de recambio de la sociedad".

"Querer pensar todo desde una mirada tan pequeña es absolutamente mucho más chico de lo que hoy es Juntos por el Cambio como propuesta integral de recambio en la Argentina. Somos mirados por la sociedad como la posible sustitución de este gobierno en la medida de las elecciones de 2021”, aseguró. Sin embargo, las elecciones presidenciales recién serán en 2023.

Con respecto a la nota de opinión que publicó el expresidente Macri en La Nación -donde acusó al gobierno de Alberto Fernández de extorsionar a Larreta y ejercer un "control social" sobre la población con la cuarentena-, Bullrich la vio como “muy clara y conceptual” ya que “se plantean temas que venimos defendiendo desde siempre”.

La referente del PRO y principal convocante a las marchas contra la cuarentena ya está "recuperada totalmente" de Covid-19, enfermedad que incluso la llevó a ser internada “por precaución con respecto al tema del oxígeno”. “Me siento muy bien, pudiendo salir a la calle”, dijo, y reforzó su postura con respecto a las medidas de aislamiento que tomó el Gobierno en línea con la mayoría de los países que fueron afectados por el coronavirus.

La cuarentena de seis meses es algo totalmente negativo para el país. Hoy estamos viendo la cantidad de empresas que se están yendo, de gente que se queda sin trabajo; creo que la lógica hubiera sido una cuarentena de dos meses para preparar el sistema de salud y volver a una normalidad cuidando a la gente mayor y con problemas”, opinó.

Al respecto, agregó otra crítica desde su punto de vista: “Hoy el mundo entero está cuestionando la cuarentena como una manera de llevar adelante el problema del virus porque finalmente seis meses después tenemos muchos más casos, mucho mas problemas, y ademas heredamos una situación de cierres, de destrucción de empleo y empresas”.

En tanto, negó haberse contagiado de coronavirus durante la marcha anticuarentena que ella misma impulsó para el 17 de agosto, donde estuvo rodeada de una gran cantidad de personas. En cambio, estimó que lo contrajo “por alguna botella o alguien que vino a repartir algo a mi casa, o por el almacén de la esquina”.