El ex ministro de Transporte Guillermo Dietrich se presentó a la audiencia indagatoria a la que había sido citado en el marco de la causa de los peajes, en la que presentó un escrito para negar los cargos y evitó responder preguntas.

Dietrich estuvo frente el juez federal Rodolfo Canicoba Corral a través de la plataforma Zoom, en el marco de las precauciones que se mantienen por la pandemia de coronavirus (Covid-19), aunque entregó un escrito de 130 páginas que fue incorporado por sistema y se negó a contestar preguntas, según informaron fuentes judiciales.

El ex funcionario, que está acusado de haber beneficiado con las concesiones viales a empresas relacionadas a la familia del ex presidente Mauricio Macri, recusó al juez Canicoba Corral por "parcialidad manifiesta" y por el supuesto "manejo arbitrario" del expediente.

En el expediente, Dietrich está sindicado como uno de los responsables de haber beneficiado a Autopistas del Sol (AUSOL) y al grupo Consecionario Oeste S.A. con la prolongación de las concesiones en Acceso Norte y Acceso Oeste, sin licitación, hasta el 2030, en un acto que incluyó el reconocimiento de supuestas deudas por atrasos tarifarios por 499 millones de dólares y 247 millones de dólares respectivamente.

Según la investigación, el acuerdo que habilitó la prolongación de los contratos se dio durante el gobierno de Mauricio Macri, luego de que las empresas --que tenían vinculación comercial con el grupo que integraba el expresidente-- formularan un planteo administrativo y una demanda ante el tribunal arbitral internacional CIADI, pocos días antes de que Cristina Fernández de Kirchner dejara la jefatura del Estado.

Para los investigadores, esas dos demandas, presentadas después de más de 15 años de supuestos atrasos y ante un seguro cambio del signo político del gobierno, constituyeron un escenario ficticio en el cual las empresas no tenían posibilidad de imponerse, y que sirvió como excusa para que el gobierno de Macri extendiera los contratos y reconociera la supuestas deudas.

En su defensa, sin embargo, Dietrich argumentó que ese proceso le ahorró a la Argentina un juicio millonario y no se pagó "un solo peso".

"El supuesto negociado que denuncian le ahorró al país 3.000 millones de dólares reclamados a través del CIADI y un juicio internacional al estilo YPF, en los que al país nunca le fue bien", señaló el ex ministro.

El ex procurador del Tesoro, Carlos Balbín, sin embargo, afirmó en la misma causa que la demanda de Abertis (empresa asociada de Ausol) ante el CIADI no lograría prosperar.

Balbín, de hecho, también era funcionario del gobierno de Macri y debió abandonar su cargo luego de manifestarse en contra de ceder ante reclamos como el de las concesionarias de peajes y fue reemplazado por Bernardo Saravia Frías, quien días atrás fue procesado en este expediente, acusado de convalidar actos que afectaron los intereses del Estados.

Además de Saravia Frías, días atrás, Canicoba Corral procesó por presunta administración fraudulenta al ex director de Vialidad Nacional Javier Iguacel por las supuestas irregularidades en la concesión de licitaciones a Autopistas por parte del Estado Nacional.

En esta causa, también está convocado para declarar el próximo lunes el ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

La denuncia tuvo origen en la investigación que hicieron los diputados Rodolfo Tailhade, Adrián Grana, Carlos Castagneto y Leopoldo Moreau, en la que acusaron no sólo por las irregularidades de los contratos que tenían vencimiento en 2030, sino también por el pago de casi 500 millones de dólares por supuestas inversiones no amortizadas y la venta de acciones que Macri tenía en la empresa Ausol a la firma Natal Inversiones.