El ministro del Interior, Wado de Pedro, le exigió al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, que "frenen esta locura" al referirse a la represión policial desplegada en el centro porteño contra las personas que se acercaron a despedir a Diego Maradona. Minutos más tarde, la exministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich aseguró que "la responsabilidad de lo que está sucediendo es del Presidente de la Nación".

"Le exigimos a @horaciorlarreta y @diegosantilli que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad", sostuvo el ministro sobre el accionar policial y reclamó que "este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona".

El titular de la cartera de Interior, junto a ministros y funcionarios, participó hoy de la ceremonia oficial para despedir al ídolo popular, que es velado en la Casa de Gobierno en medio de masivas muestras de afecto que luego se transformaron en disturbios, piedrazos y corridas que fueron reprimidas por la Policía de la Ciudad.

De hecho, numerosos hinchas accedieron a lugares de la Casa de Gobierno que estaban restringidos al público e inclusive algunos se refrescaron en las fuentes del patio interno. Además, en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio efectivos de la Policía de la Ciudad lanzaban gases y balas de goma contra los hinchas, que respondían con piedras y botellas.

Ante todo esto, Patricia Bullrich respondió al ministro del Interior desde su cuenta de Twitter. "¡Demagogia y barrabravas son dos caras de la misma moneda! La responsabilidad de lo que está sucediendo es del Presidente de la Nación por permitir el velatorio en Casa Rosada", escribió la exfuncionaria. Además, disparó: "Quisieron apropiarse de un símbolo y sólo generaron violencia y destrucción".

A esto se sumó el senador nacional por la Ciudad Martín Lousteau, que escribió: "Da vergüenza que en medio de esta tristeza colectiva, estén intentando sacar rédito político de TODO, sin hacerse cargo de NADA. Pobre familia que aún no lo puede despedir con la paz necesaria".

Según la información oficial, "la coordinación del velatorio de Diego Maradona en Casa Rosada se encuentra a cargo de Presidencia de la Nación". Entre los efectivos desplegados para controlar el velatorio se encontraban 1200 uniformados, divididos entre Policía de la Ciudad, Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria. "A ellos se suman 80 agentes de tránsito de CABA", aclaró la página oficial del Gobierno.

"Asimismo, personal de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso cuatro postas sanitarias en la Plaza de Mayo y un equipo de comunicaciones. El Ministerio de Defensa de la Nación, por su parte, colocó siete postas sanitarias para brindar asistencia a quienes las necesiten", comunicó la secretaría de Gobierno.