Luego que los gremios docentes nacionales anunciaron ayer un paro de 48 horas, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó hoy que esta huelga convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) responde a una “mezquindad política” y pidió que “no se ejerza esa actitud perjudicial hacia los chicos”.

"Hay mucho por hacer entre todas las partes, inclusive desde las familias, pero no hay necesidad de empezar así las clases porque es un tema de mezquindad política”, dijo Peña en una conferencia de prensa que brindó esta mañana en Mendoza, en el marco de las celebraciones por la Fiesta de la Vendimia.

También criticó que "no hay motivo para un paro nacional cuando no hay docentes nacionales” sino que “los docentes discuten en sus respectivas provincias”. "Pedimos que no se ejerza esa actitud perjudicial hacia los chicos, que posterga la calidad educativa”, pidió el funcionario nacional.

Según Peña, "en cada provincia hay realidades distintas” y destacó que el gobierno nacional ha tenido acercamientos con “muchos gobernadores” y “en otras situaciones se intentó un paro con muy bajo acatamiento”.

"Los chicos tienen que ir a clases y los padres a trabajar. No hay que entrar en ese juego que solo perjudica la calidad educativa”, concluyó el jefe de Gabinete.