El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró hoy que “todas las economías regionales” se beneficiarán con el proyecto de reforma impositiva que impulsa el Gobierno, y advirtió que existe una “campaña del miedo” contra otra de las reformas, la laboral. Según el funcionario, “la respuesta (al proyecto de reforma fiscal) ha sido muy buena. La discusión se acota a una partecita”.

De este modo, Peña minimizó las quejas de los gobernadores de Mendoza, Tucumán, Salta, San Juan y Tierra del Fuego, quienes cuestionaron cambios que afectan la economía de sus provincias. “De ninguna manera esto refleja una complicación en tÚrminos de romper el clima de diálogo y consenso que se debe lograr para avanzar”, enfatizó el funcionario, en una conferencia de prensa que brindó junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al término de una reunión de gabinete, en el Centro Cultural Kirchner.

Además, explicó: “lo que hay son discusiones sectoriales muy sensibles para esas provincias, pero vamos a generar instancias de diálogo con cada uno de esos sectores y vamos a discutir con los números sobre la mesa. Vamos a discutir los planteos y escuchar los argumentos”. Para el jefe de Gabinete, el proyecto del Gobierno permitirá tener “un sistema tributario más justo, que ponga el Únfasis en la creación de trabajo”. “No estamos imponiendo nada, sino dando un marco general, trayendo una propuesta, y generando ámbitos de diálogo”, resaltó.

Sobre la reforma laboral, que será presentada oficialmente la semana próxima, Peña aseguró que el Gobierno no busca “atentar contra el principio de la indemnización ni contra el derecho laboral, sino que tienen que ver con lo que se ha visto los últimos años, donde hubo abusos de la industria del juicio”. “Queremos transmitir tranquilidad. Hemos visto muchas cosas que han circulado de campaña del miedo que a veces nos reímos porque son disparatadas”, alertó.