El jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocó y solicitó ayuda a los abogados del Estado para  “destrabar y agilizar” el funcionamiento del país, con la finalidad de poner en marcha “políticas y propuestas para los sectores más vulnerables”.

Peña se pronunció de este modo, al participar del acto de apertura del Congreso Nacional de Abogados del Estado, que tuvo lugar en el Teatro General San Martín, de la ciudad de Buenos  Aires.

“Sin un Estado inteligente, profesional y respetuoso de la  ley, que haga bien las cosas, no existe desarrollo posible para  nuestra sociedad”, precisó el jefe de ministros, quien hizo una  llamado “a seguir trabajando juntos, en equipo”.

En ese contexto, le solicitó a los letrados colaboración para que “nos ayuden a destrabar y a agilizar” el funcionamiento del Estado y lograr de esa manera la rápida puesta en marcha de políticas y propuestas para los sectores más vulnerables de la sociedad.

Durante el encuentro, del que participó el procurador del Tesoro de la Nación, Bernardo Saravia Frías, el Jefe de Gabinete manifestó su deseo para que las jornadas “sirvan como puntapié para un año en el que va a haber mucha normativa, muchos leyes, muchos cambios y vamos a necesitar de ustedes para que eso se ponga rápidamente en marcha en el día a día”.

El funcionario, destacó el mensaje que planteó el presidente Mauricio Macri la semana pasada al proponer los “consensos básicos”, y recordó que uno de esos ejes centrales es  “fortalecer al Estado desde la institucionalidad”.

“Nos tienen que ayudar a que podamos agilizar el Estado”,  afirmó Peña ante representantes legales de los Ministerios y de  distintas áreas de Gobierno.

Asimismo, consideró que  es esencial “entender la diferencia, en cada una de las decisiones que toman, entre una decisión o una regulación que puede estar hecha para preservar la  institucionalidad, la legalidad o impedir un conflicto, de aquellas cosas que se han planteado como traba burocrática y que impiden el correcto desarrollo de la sociedad”.

Consideró también, que es necesario trabajar consustanciados con la idea de que “todo lo que hacemos tiene que estar orientado a que podamos ayudar a esos argentinos que hoy no tienen las mismas oportunidades, que están en la pobreza o sufren la desigualdad”.

Seguidamente, explicó que “tenemos esa paradoja de la  necesidad del gradualismo que nos permita construir los consensos  y al mismos tiempo cuidar a los más vulnerables en ese camino  hacia donde vamos, pero también la necesidad de la velocidad de  poner en marcha las cosas para aquellos que muchas veces ya no  pueden esperar. Ese es el trabajo que tenemos que ir logrando en  conjunto”.

Además consideró que “República, institucionalidad y legalidad no son incompatibles con la velocidad y la dinámica para la resolución de temas; al contrario, se retroalimentan, porque  ambas construyen la confianza entre los ciudadanos y el Estado”.

En el marco de las jornadas que se desarrollarán hasta mañana, entre los expositores se destacan los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Transporte, Guillermo, Dietrich; el juez de la Corte Suprema, Horacio Rosatti; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, y el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui.