El Premio Nobel de La Paz, Adolfo Pérez Esquivel,  le envió una carta a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en el que le pidió frenar la designación de John Broyad como nuevo titular de la Fiscalía General de San Isidro al cuestionar su desempeño en diferentes causas.

El cargo permanece vacante desde que Julio Novo renunció en julio de 2017 tras ser acusado de vínculos con el narcotráfico. Según publicó La Tecla.info, el concurso para la cobertura de su cargo está judicializado en la Justicia Contencioso Administrativa de San Martín por parte de Luis Angelini, quien denunció que se cometieron arbitrariedades en el proceso.

En este marco, Perez Esquivel le transmitió su preocupación a la Gobernación por la designación de Broyad y pidió "que se evalúe la necesidad de contar con un procedimiento en el que se permita la participación ciudadana", tal como existe en el ámbito nacional a través del decreto 588/03.

"En definitiva, éstos (los ciudadanos) son los beneficiados en el mejoramiento del servicios de justicia”, argumentó en la misiva enviada a la Casa de la Provincia el 11 de abril en calidad de presidente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

En otro escrito, que había sido enviado dos días antes al vicegobernador y titular del Senado bonaerense, Daniel Salvador; Pérez Esquivel detalló irregularidades del actual fiscal adjunto de San Isidro en diferentes causas.

Allí, sostiene: “Nos inquieta el actuar del Dr. John Broyad, motivo por e. que se debería rever la postulación del Dr. Broyad al cargo de Fiscal General y por lo tanto desde nuestra institución consideramos que carece de idoneidad para el cargo que se lo ha postulado”.

En particular, se cuestiona su accionar en el caso por la muerte de María Marta García Belsunce ya que asegura que fue uno de los tres fiscales enviados por el entonces Fiscal General Julio Novo “para obstaculizar la realización del juicio” llevada adelante por el fiscal Diego Molina Pico. 

“Durante el juicio, habló con testigos a fin de que cambiaran su declaración y repreguntó los mismos cuestionamientos que ya había planteado el Dr. Molina Pico con el fin que se contradijeran”, señala la misiva que dio a conocer el medio citado.

También se sospecha de su desempeño en el homicidio de Guillermo "Nuni" Ríos de 16 años de edad, seguida a los policías Hugo Alberto Cáceres y Marcelo Anselmo Puyó. Se lo acusa de no realizar las “diligencias probatorias necesarias para esclarecer el suceso, comprando la versión de un enfrentamiento armado”. 

La carta enviada por Pérez Esquivel lleva la firma, además, de los coordinadores nacionales del Serpaj, Ana Almada, Luis Romero Batallano y Elizabeth Quintero.

Por su parte, John Broyad prefirió no dar declaraciones periodísticas ya que aseguró que no es "prudente" mientras su pliego se encuentro en trámite aún en el Senado. Dijo que responderá ante el Senado, en caso que así se lo requiere.