El senador peronista Miguel Ángel Pichetto se ausentó ayer de la que iba a ser su primera aparición en el Consejo de la Magistratura luego de ser anunciado como el compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri, en momentos en que la oposición le reclama abandonar el cargo.

El flamante precandidato a vice del frente oficialista Juntos por el Cambio debía encabezar el encuentro de la Comisión de Disciplina y Acusación del organismo judicial, ya que es su presidente. Sin embargo, pasadas las 10, el encuentro comenzó sin la presencia del legislador nacional, que optó por asistir a un seminario sobre el año electoral, del que también participaron sus ex compañeros de Alternativa Federal Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, entre otros dirigentes y figuras públicas.

"Me han invitado a este espacio, que es más importante", justificó el senador nacional antes de ingresar al Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), donde se realizó el evento.

Al no estar su presidente, la sesión ordinaria de la comisión de Disciplina y Acusación fue conducida por el titular suplente, el diputado del PRO Pablo Tonelli, que justificó la continuidad de rionegrino en el cuerpo. "De acuerdo con lo que dice la Constitución Nacional en el artículo 114, los legisladores que integramos el Consejo de la Magistratura representamos a la cámara de la cual venimos, no a un bloque determinado, o a un sector político, sino a un cuerpo", dijo Tonelli al ser consultado por la situación de Pichetto en el Consejo, que en los últimos días generó el reclamo de varios legisladores de la oposición, que piden que deje su lugar.

“Representamos a la cámara de la cual venimos, no a un bloque determinado” (Tonelli)

Agregó que "en la medida que el senador Pichetto siga siendo senador tiene todo el derecho del mundo de seguir siendo consejero de la Magistratura".

Durante la jornada se avanzó en la iniciativa para sancionar al camarista Juan Carlos Geminiani por mal desempeño en sus funciones y por violencia de género.

La comisión decidió unificar todas las denuncias contra el juez federal, que ya estaban por vencerse: una de ellas es por haber ordenado la detención de una de las secretarias del juzgado que se negó a cumplir una de sus órdenes. En tanto, se postergó la definición sobre el futuro del camarista Alejandro Slokar, acusado por la demora en resolver un recurso interpuesto por el entonces secretario de Obra Pública José López.

En tanto, la oposición busca que Pichetto deje ese lugar, y en el bloque Justicialista de senadores que el rionegrino presidía se discute por estas horas cuál es la mejor opción para correrlo del cargo.