Arrancó ayer en el Senado la discusión sobre la ley tarifaria, que ya tiene media sanción de Diputados. En una sala colmada, el jefe de la bancada justicialista, Miguel Pichetto (PJ-Rio Negro), que antes de la mantuvo una reunión privada con el macrista Federico Pinedo, volvió a amenazar con avanzar con la iniciativa, en caso de que no aparezca una "propuesta superadora".

"Estamos a la espera de una propuesta alternativa, razonable, que implique efectivamente una reducción de la tarifa para los ciudadanos, en un proceso paulatino y gradual", advirtió el senador en el plenario de las comisiones de Derechos y Garantías, Presupuesto, y Energía y Minería de la Cámara alta.

Pichetto avisó que en caso de que no llegue esa contrapropuesta por parte del Gobierno avanzará el próximo martes con el dictamen favorable y lo llevará al recinto la semana próxima. "Si la lógica del Gobierno es plantear un 15% de incremento salarial, los servicios no pueden aumentar un 40%", espetó el senador que lidera el bloque más numeroso en la Cámara alta.

Los senadores de Cambiemos se mantuvieron firme en su estrategia: prolongar el debate lo más que se pueda. De no mediar un acuerdo con la Casa Rosada y en el caso de que se adelante los tiempos, como prometió Pichetto, en Cambiemos buscarán arrinconar al peronismo dialoguista. "Ellos están esperando una propuesta superadora, pero nosotros estamos esperando que nos digan de dónde vamos a sacar los 100 mil millones de pesos que representa este proyecto. Que digan si reducimos la obra pública, si bajamos sueldos, si echamos gente del Estado, que nos digan y que después se hagan cargo", expresó un senador oficialista que se mostró pesimista en torno a las negociaciones que el paralelo llevan adelante distintos funcionarios. "Si habrá que vetar la ley, se hará, no se puede ser irresponsable", aseguraron en Cambiemos.

En el acalorado debate, el presidente del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff (UCR-Formosa) expresó la necesidad de convocar a los gobernadores para saber su opinión. Su colega Ángel Rozas (UCR-Chaco) lo graficó con crudeza: "Creo que a todas luces este proyecto afecta a las provincias. Vamos a volver a subsidiar a los countries, a los ricos".