Atrás quedaron los enojos por el cierre de listas que los llevó a suspender la gira de campaña el lunes último. Ayer, el candidato a vicepresidente de la alianza Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, viajaron a La Rioja para iniciar una recorrida proselitista en búsqueda del voto de los sectores peronistas no alineados con la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Mientras otros postulantes del oficialismo se enfocarán en los votantes desencantados, que en 2015 acompañaron con su voto a Cambiemos, Pichetto tendrá la misión de reunir a los peronistas que quedaron afuera del Frente de Todos. En ese terreno, la disputa será más con el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, que con el kirchnerismo. Tal vez por eso, el senador del PJ no dudó en defender, una vez más, al ex mandatario Carlos Menem durante su discurso en el camping del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales y agradeció el apoyo del intendente de la capital riojana, Alberto Paredes Urquiza, -enfrentado al gobernador de la provincia, Sergio Casas- y del referente del peronismo provincial Jorge Yoma, cercanos a la Casa Rosada.

La llegada a La Rioja estaba pautada para el lunes pasado, sin embargo, Pichetto y Frigerio cancelaron la gira luego de que los candidatos de ambos quedaron prácticamente excluidos de las listas en la provincia de Buenos Aires, por orden de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y del jefe de Gabinete, Marcos Peña. En un comienzo, en ese viaje también estaba incluido el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que finalmente desistió de participar debido a que tanto desde La Plata como desde Balcarce 50 le dejaron en claro que hace tiempo lo ven más afuera que adentro del Gobierno nacional.

La gira se había postergado a raíz de los roces por el cierre de listas

La tarea que cuatro años atrás llevó adelante Monzó quedará en manos de Pichetto, junto a Frigerio, que en las próximas semanas viajarán a las provincias de Río Negro, Neuquén, Salta y Tucumán, entre otros distritos. "La Rioja es la cuna del peronismo, que ha tenido hombres como Carlos Menem", apuntó el compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri. Y agregó: "Venimos a convocar al peronismo a que se sume, a que nos acompañe" en las elecciones nacionales próximas.

El senador nacional además destacó el papel que tuvo el Ejecutivo nacional para "consolidar el federalismo" y puntualizó que en La Rioja "creció vigorosamente el envío de fondos de financiamiento, que son 4 mil millones de pesos, que llegan de manera coparticipable". Sin embargo, sostuvo que a la provincia le "hace falta una efectiva Ley de Coparticipación para tener más autonomía".