Un proyecto que será presentado en el Congreso de la Nación por una legisladora nacional peronista de Santa Fe, pide se declare la "Ley de Emergencia de la actividad metalúrgica en todo el país", por un plazo de 180 días, debido a la grave crisis que atraviesa el sector. La iniciativa le pertenece a la diputada nacional del Pj- Santa Fe, Lucila De Ponti, y será presentada en la Cámara Baja a instancias de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario.

En el proyecto que la legisladora entregó a Télam, pide se declare"la Emergencia y que se prohíban además "los despidos sin causa justa por el plazo de 180 días". Las empresas o empleadores que no cumplieran con este último punto "deberán abonar una indemnización correspondiente a la ley vigente, más un incremento equivalente al 300 por ciento", puntualiza.

Asimismo, la iniciativa contempla en su artículo 5to "la prohibición de todo aumento en las tarifas de los servicios públicos de energía eléctrica, gas natural y agua", por el plazo de 180 días "para todas las empresas metalúrgicas, categoría PYME". También pide se "prohíban los cortes por falta de pagos en los mismos casos".

En los argumentos de su presentación, la diputada Lucila De Ponti, hace referencia "al durísimo presente" que atraviesa la actividad metalúrgica, y a "la grave situación laboral" que sufren los trabajadores del sector.

La diputada del Movimiento Evita, citó los datos del Observatorio Laboral de la UOM Seccional Rosario que señala que existen 5725 trabajadores/as bajo la órbita de Procedimientos Preventivos de Crisis, 803 desvinculaciones, y 43 empresas cerradas.