El Poder Ejecutivo nacional oficializó ayer en el Boletín Oficial la suspensión por 30 días del decreto que eliminaba los pagos diferenciales en las asignaciones familiares a trabajadores de la Patagonia y algunas ciudades del NOA y NEA del país. Una vez cumplido el mes, desde la Casa Rosada están dispuestos a achicar la poda original para atender los reclamos de varios legisladores y referentes de la alianza Cambiemos; en paralelo solicitaron a las provincias que especifiquen qué recortes implementarán para ayudar a financiar los pagos extras, en el marco del ajuste que busca reducir el déficit fiscal al 1,3% para cumplir con el acuerdo del Fondo Monetario Internacional ( FMI).

En el oficialismo nacional insisten en que la actual situación en el régimen de asignaciones familiares es "inequitativa", algo con lo que no coinciden algunos de sus socios y menos aún los dirigentes opositores. La reunión de la semana pasada entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y algunos ministros con representantes de PRO, la UCR y la Coalición Cívica del sur apenas sirvió para que estos últimos hagan catarsis y logren arrebatar a la administración central que deje en suspenso de manera temporal el decreto 702/18.

En los próximos días, desde Balcarce 50 convocarán a las provincias perjudicadas para ponerse de acuerdo en un nuevo esquema. Atentos a que no será posible aplicar las modificaciones que establecieron en un principio, en el Ejecutivo nacional intentarán incluir el debate en la mesa de negociación del Presupuesto del año próximo para alcanzar la meta de la reducción del déficit fiscal.

Algunas de esas cuestiones podrían tratarse el jueves y viernes siguientes en la reunión del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal en San Juan, donde ayer estuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para anunciar que ya están disponibles los pliegos de licitación para la construcción de la represa hidroeléctrica El Tambolar, que demandará una inversión de U$S 750 millones. A ese encuentro irán los ministros de Hacienda provinciales, la mayoría de los cuales aún tiene pendiente brindar una respuesta a las sugerencias que el Gobierno nacional realizó semanas atrás para concretar el ajuste. Por fuera de esas conversaciones, la oposición de los distintos bloques intentará hoy derogar en Diputados el decreto sobre asignaciones familiares en una sesión especial convocada para las 11, algo que le será difícil debido a que necesitan dos tercios de los votos para aprobarla sobre tablas. (ver al lado)