El oficialismo apura la redacción de una nueva ley de alquileres para reemplazar la actual norma. La encargada de confeccionar el texto es la diputada electa Marcela Passo, quien tendrá la difícil tarea de acordar con representantes de inquilinos y propietarios para arribar a un proyecto de consenso. También serán claves las negociaciones con la oposición, en especial con Juntos por el Cambio, desde donde vienen solicitando la derogación de la normativa vigente, aprobada en junio de 2020. 

"En el Gobierno anterior, el Congreso sancionó, no con mala fe sino buscando una solución a un problema, una ley que fracasó, y que pretendía asegurar a inquilinos y propietarios y terminó disminuyendo la oferta, retrayendo la posibilidad de desarrollar el negocio y generando incertidumbre y dificultades para el inquilino", señaló el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en referencia a la ley que impulsó Juntos por el Cambio, aunque al momento de votarla se opuso. 

En el acto por el Día de la Construcción en la Confitería del Molino, Massa aprovechó para plantear que es necesario "discutir una nueva ley de alquileres que le dé certeza al propietario y garantía y tranquilidad al inquilino para que el sector pueda desarrollar libremente ese emprendimiento noble que tiene a lo largo y ancho del país". Justamente, Passo, cercana al líder del Frente Renovador, es quien está trabajando en la iniciativa, que tiene como eje modificar los plazos y el modo de actualización. 

"Con esta ley hay problemas para los propietarios y los inquilinos porque no generó cetrezas. Vamos a trabajar las distintas alternativas sin perjudicar a ninguno de los lados. Los temas mas candentes son los plazos, las garantías y los ajustes", dijo Passo a BAE Negocios. También señaló que "tiene que ser una ley con amplio consenso".

En simultáneo, se impulsará un nuevo credito hipotecario y se pondrá el acento en los incentivos a la construcción.

Si bien la idea es avanzar con el proyecto durante todo el mes de diciembre con el objetivo de aprobarlo antes de fin de año, los tiempos son bastante ajustados, teniendo en cuenta que desde el bloque oficialista esperan tratar, en simultáneo, el Presupuesto 2022, el Programa Plurianual y otras leyes de tinte económico. 

Desde Juntos por el Cambio reclaman que directamente se derogue la norma vigente, incluso es uno de los temas que le vienen planteando a Massa hace tiempo. Fuentes del Frente de Todos señalaron a este diario que no se analiza esa posibilidad pero si se estudia suspender la norma por 180 días hasta que esté lista la nueva ley.  

Según el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, lo que se busca es "mejorar" la normativa que hoy rige para llevar adelante los contratos de alquiler.  "Es como lo plantea Sergio (Massa); una ley que fracasó del PRO merece que se vuelva a debatir, pero partiendo de una ley existente, por lo que no es derogarla sino mejorarla", remarcó el funcionario nacional en diálogo con la radio online FutuRöck.