Dejó sabor a poco el discurso del presidente Mauricio Macri. Repitió lo que plantea en cada una de sus intervenciones, incluso desde la campaña electoral. Y como entonces, no dijo cuál es el camino que propone para alcanzar esos objetivos compartidos. Hubo sí, una palabra que se destacó a lo largo de su discurso en el CCK frente al centenar y medio de asistentes: pobreza. En doce oportunidades mencionó la palabra pobreza para explicar por qué y cómo superarla. Y esa fue la base de la convocatoria: “Hoy quiero proponerles tres ejes a partir de los cuales podamos construir consensos para reducir la pobreza, que es la principal meta por la cual pedí que se evaluara mi gobierno”, dijo. Entre otras, el Presidente sostuvo que “no hay manera de salir de la pobreza si no nos convertimos en un país exportador”. Sonó raro, cuando bajo su gestión se terminó el superávit comercial y este año se alcanzará el déficit más alto de la historia, financiado con nueva emisión de deuda que pasará a engrosar el gasto del Estado.