La Oficina Anticorrupción finalmente emitió un duro dictamen contra el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, por haber recibido un bono de 500 mil pesos tras dejar su cargo como titular de la Sociedad Rural Argentina para incorporarse al Poder Ejecutivo y consideró probado que el funcionario violó las normas de Ética pública. La definición, que puede parecer abstracta ya que el funcionario devolvió el "premio", sumó un condimento desconcertante, ya que el organismo le prohibió definir cuestiones que tengan vinculación con la SRA, lo que hace prácitamente inviable su función.

Según la OA, la percepción de esa "retribución excepcional" aprobada por la SRA, por la que incluso fue imputado en la Justicia por el delito de cohecho, "no resultó acorde con las pautas y deberes de comportamiento contenidos en las normas sobre Ética pública".

Además, la OA en su carácter de Autoridad de Aplicación de la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública recordó Etchevehere "su deber de abstenerse de intervenir en ejercicio de la gestión pública, en cuestiones particularmente relacionadas con la Sociedad Rural Argentina".

"En caso que se presente una situación de este tipo, el ministro deberá comunicar su excusación al señor Presidente a fin de que designe qué funcionario deberá intervenir en su reemplazo", indicó el dictamen del organismo que conduce Laura Alonso y que depende del Ministerio de Justicia.