El oficialismo de la Cámara de Diputados minimizó hoy la polémica generada ayer por los dichos de Elisa Carrió en plena sesión, que terminó en un escándalo cuando la oposición se retiró en forma abrupta del recinto, en repudio a las afirmaciones de la diputada de la Coalición Cívica, quien en medio de un debate sobre el banco de alimentos, afirmó que “estaba harta del progresismo estúpido”.

Para el presidente del bloque de diputados nacionales del PRO, Nicolás Massot, "hubo una parte de sobreactuación de la oposición que encontró una excusa para especular políticamente" en el medio de la sesión de la Cámara baja. La polémica se desató cuando se discutía un proyecto para hacer donaciones a un banco de alimentos, que era resistido por varios legisladores y en especial por los miembros del interbloque Progresistas, Margarita Stolbizer y Federico Masso (Libres del Sur). Ante esa situación, pidió la palabra Elisa Carrió (CC-Cambiemos) para justificar la necesidad de contar con esta ley para paliar el hambre y, en ese contexto, muy enojada, la cofundadora de Cambiemos expresó: “Estoy cansada del progresismo estúpido. No quieren votar la ley”.

Esa afirmación generó aplausos en el interbloque de Cambiemos aunque, luego, fue fuertemente cuestionada por la mayoría de los bloques opositores, que abandonaron la sesión. Incluso, diputados de la oposición pidieron sanciones para la legisladora y el Frente Renovador anunció que no concurrirá más a las deliberaciones “hasta que no se aplique una medida disciplinaria a Lilita”.

"Ella usó el término progresismo estúpido en el debate sobre el Banco de Alimentos. Jamás pensamos que era una ley que suscitara tanta polémica. Creemos que también hubo una parte de sobreactuación de la oposición que encontró una excusa para especular políticamente”, enfatizó Massot

Sin embargo, Massot aclaró que "no fue la intención de ofender a nadie" y, tras pedir disculpas, dijo que "no dudo que Elisa Carrió lo hará también como sabe hacerlo", al advertir que "no es una alusión personal sino la actitud que se estaba tomando a Carrió no le parecía fundamentada, si alguien se sintió aludido le pedimos disculpas". Al explicar los alcances del proyecto, Massot precisó que el proyecto por el cual las empresas donen alimentos sobrantes, que estén en buen estado, a determinadas entidades y asociaciones existe y dijo que "lo que estábamos buscando era un marco legal para evitar que se desperdicien".

"Se utilizó ese tema para hacer un contrapunto político", aseveró el diputado nacional del PRO. En tanto, y también en declaraciones a Radio 10, el diputado de Libres del Sur Federico Masso rechazó la actitud de Carrió, y reiteró que se trata de "una falta de respeto cuando habló de progresismo estúpido, sobre todo porque en octubre la gente votó por una heterogeneidad muy grande y no hay mayorías automáticas, pero según ella no tenemos derecho a opinar distinto".

Para Massot, "esta situación de falta el respeto, es una soberbia muy grande, que es muy mala consejera en todo ámbito pero en la política también”. " Elisa Carrió, lejos de disculparse, utilizó las redes para reafirmar lo dicho diciendo que ser estúpido no es un insulto sino una persona a la que le falta inteligencia", aseveró el legislador de Libres del Sur. Según relató el diputado, luego de que hablara Margarita Stolbizer en el recinto para responderle, Carrió "se levanta y se dirige en forma personalizada a Margarita y a mí en malos términos y nos dice "vos sos un estúpido y vos sos una estúpida’”.