Con el anuncio, el presidente Mauricio Macri pondrá sobre la mesa el verdadero alcance del cambio de modelo socioeconómico que impulsa. En principio, incluye un gran ajuste sobre el ingreso de las familias y nuevas ventajas impositivas para las empresas. Sólo por la derogación de la ley de ajuste previsional, hay estimaciones que calculan que los jubilados dejarán de percibir $100.000 millones anuales. Coincidencia, el día que se anuncia el megaplan de ajuste inicia su trabajo en el país la misión enviada por el Fondo Monetario Internacional para evaluar la marcha de la economía. En la visión del modelo, si hay inflación es porque hay mayor consumo del que se puede satisfacer y si hay déficit fiscal es porque el Estado gasta de más. Ahora se superarán las dos barreras: caerá el consumo y el fisco tendrá más ingresos. La historia económica indica, sin embargo, que es el ingreso a la política permanente del ajuste.