La junta ejecutiva de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) expresó su preocupación por los artículos 51 y 51 del proyecto de ley sobre "solidaridad social y reactivación productiva" que dispone la suspensión por 180 días para la actualización jubilatoria. Desde esa cúpula sindical expresaron que si bien comparten el espíritu de la norma referida a la emergencia pública, los maestros, profesores y auxiliares de la enseñanza "son quienes han sido de los mayores perjudicados por el ataque sistemático del gobierno anterior al sistema previsional".

En cuanto a datos duros la Ctera recordó que el número total de los jubilados docentes nacionales es de 150.200, con un haber promedio de $44.000, donde el 2%, por percibir el haber mínimo, recibirán el bono de $5.000 establecido por la gestión de Alberto Fernández. Para dicha confederación los artículos cuestionados afectarían la movilidad que se estableció por decreto 137/2005 durante el gobierno de Néstor Kirchner, cuyo fin fue sostener, sobre todo en las provincias con menos recursos, la relación de sueldos para trabajadores en actividad y jubilados/as.