El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey no viajará a Suiza para acompañar al presidente Mauricio Macri en el Foro Económico Mundial de Davos debido al cierre del Ingenio San Isidro, que dejará sin sus puestos laborales a más de 700 trabajadores de la industria azucarera, según lo consignó la agencia NA.

"Debido a la lamentable situación del cierre de actividades del Ingenio San Isidro, he decidido no asistir al Foro de Davos, a donde había sido invitado por el Presidente de la República", sostuvo el gobernador en un comunicado que difundió la agencia.

"Mi responsabilidad y mi corazón están puestos en acompañar a los 730 trabajadores y a sus familias, y hacer lo imposible para que ambas partes lleguen a un acuerdo justo, tanto para ellos como para la empresa. Agradezco sinceramente la generosa invitación del Presidente Macri, pero siento que esta es mi obligación como gobernador de la provincia", agregó Urtubey.

El Ingenio San Isidro anunció el cese de su actividad productiva, a través de un documento pegado en el portón en el que señaló a la crisis del sector como razón principal de la decisión. Deja más de 700 obreros a la deriva. Si bien esa actividad vive un momento de expansión, no alcanzó para que el Grupo Gloria, de capitales peruanos, gerenciador del ingenio San Isidro, decidiera cerrar las puertas del establecimiento en Campo Santo, a 50 kilómetros de la ciudad de Salta. La empresa presentó un procedimiento preventivo de crisis ante el ministerio de Trabajo de la Nación e informó a sus trabajadores con un comunicado en la puerta del ingenio, no de manera formal. Mariano Cuenca secretario general de SOEASI gremio de esa empresa detalló que hayh 730 trabajadores, de los cuales hay activos 400, "porque no estamos en período de zafra", contó sobre el presente de la empresa, que con el comunicado en la puerta insta a "que los trabajadores dejen de asistir al centro de trabajo, cobrando el íntegro de las remuneraciones que les tocaría recibir si trabajaran normalmente".