A pesar de haber asumido su cargo de presidente, Alberto Fernández no dejó su cargo en la docencia y se presentó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires ( UBA), para participar de la mesa de examen que evalua a un grupo de estudiantes de su cátedra.

En las primeras horas de la mañana de este viernes, el mandatario nacional arribó a la Casa Rosada a bordo del helicóptero tras haber pasado la noche en la Quinta de Olivos y se subió a un auto oficial, con rumbo a la sede universitaria ubicada en Avenida Figueroa Alcorta 2263 en el barrio de Recoleta.

Fernández participa de la mesa de examen que evalúa a un grupo de alumnos de la cátedra de Teoría del Delito y Sistema de la Pena, mientras la custodia presidencial permanece en la puerta del aula.

Asímismo, se barajaba la posibilidad de que aprovechara la ocasión para pedir licencia del puesto docente, pese a que legalmente no es incompatible ese cargo con el de Presidente.

El decreto 1033/2001 establece que "el desempeño de horas de clase o de cátedra no se encuentra alcanzado por la incompatibilidad prevista en el Régimen sobre acumulación de cargos, funciones y/o pasividades para la Administración Pública Nacional".

Alberto Fernández se desempeña desde 1985 como docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires ( UBA): dos años antes, el dirigente peronista se había recibido de abogado en esa misma casa de altos estudios con un promedio de 7,80.