El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó hoy al boxeador profesional de peso pesado Mariano Díaz Strunz, alias "El alemán", junto a los empresarios Eduardo Menchi y Carlos Liñani, en el marco de la causa por espionaje y extorsión que tiene preso al supuesto abogado Marcelo D'Alessio.

Según el magistrado, los tres brindaban cobertura a D'Alessio en el armado de la estructura extorsiva y de espionaje ilegal que se investiga.

Díaz Strunz es un deportista de 37 años y se lo investiga por haber custodiado a D'Alessio y al ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat cuando el ex miembro de la firma petrolera declaró ante el fiscal Carlos Stornelli, así como también cuando brindó una entrevista periodística.

El nacido en Villa María, que pesa 103 kilos y mide cerca de 1,90 metros, disputó su última pelea contra el ucraniano Oleksandr Zakhozhyi en la ciudad de alemana de Karlsruhe: fue derrota por knock out técnico en el cierre del octavo round.

El boxeador fue procesado por los delitos de extorsión y coacción en tanto que los empresarios como miembros de una asociación ilícita.

"Se investiga en estos actuados una organización criminal clandestina que utilizó diversas herramientasdel espionaje ilegal con fines políticos y económicos y que actuó en varias jurisdicciones del país y en el exterior, para beneficio de sí misma, de sus integrantes y de terceros", según el juez.

En ese sentido, explicó que "se trata de una organización extensa, de tipo modular, que modificó su composición y despliegue de acuerdo a los distintos tipos de operaciones a desarrollar. Así, sus integrantes entraron en acción conformando distintos grupos, aliándose con terceros, tomando cualquier recurso a su disposición, sin importar su legalidad o ilegalidad".

"Como se observa, la participación de Menchi y Díaz en estos hechos habría acontencido desde la primera reunión mantenida entre D'Alessio y Brusa Dovat, reservándose en estos inicios un rol pasivo en el interior de un vehículo Toyota Corolla haciendo las veces de 'custodios' que se encontraban a disposición de D'Alessio y que le fueran ofrecidos a la víctima como parte del 'protocolo de la DEA' para proteger su integridad física y la de su familia", expuso el juez sobre los empresarios ahora procesados.