El juez federal Luis Rodríguez procesó hoy a la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso por el delito de encubrimiento y abuso de autoridad, y al exministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, en el marco de la causa que investiga supuestas negociaciones incompatibles del exfuncionario por poseer acciones de la petrolera Shell, de la que había sido directivo.

Se decidió el procesamiento de ambos al entender que había pruebas suficientes respecto a la acusación de negociaciones incompatibles con las funciones públicas contra Aranguren y por supuesto encubrimiento y abuso de autoridad por parte de Alonso.

El juez les trabó, además, embargos por 1.200.000 de pesos a Aranguren y 1.000.000 de pesos a Alonso, según consta en el fallo.

La causa investiga el rol de Aranguren en su paso por el ex-Ministerio de Energía y Minería y si afectó su desempeño el hecho de poseer acciones de la petrolera que supo dirigir.

"Se ha demostrado, con el grado de certeza aquí exigido, que Juan José Aranguren en su calidad de Ministro de Energía y Minería se interesó en que la empresa Shell incrementara sus operaciones de importación de petróleo crudo y derivados, demorando los controles que le correspondían en razón a su cargo y determinando tardíamente la implementación de un registro que permitiera controlar esta situación", sostuvo el magistrado.

Mientras que Alonso días atrás había prestado declaración indagatoria y había rechazado las acusaciones en su contra.

"No logro comprender por qué motivo -jurídico- fui citada a prestar declaración indagatoria. Cumplí con absolutamente todos los deberes a mi cargo, no omití ninguna actuación a la que estuviera legalmente obligada y desempeñé mi función con total integridad, probidad y buena fe", había manifestado la funcionaria nacional mediante un escrito.

En su declaración, Alonso había brindado detalles sobre las actuaciones de su organismo ante el posible conflicto de intereses de Aranguren al frente del entonces Ministerio de Energía y Minería por su pasado como director de la petrolera Shell en la Argentina.

En ese sentido, había destacado que le dio intervención a otros organismos, como la Sindicatura General de la Nación (Sigen), que en una auditoría subrayó que Aranguren no intervino en procesos vinculados con Shell por haber delegado la firma en el entonces secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga.

"No encubrí una infracción de Aranguren, ni omití actuación alguna en la OA", había manifestado Alonso, que había solicitado que se dicte su sobreseimiento tras el análisis de la prueba presentada.

La causa se inició en mayo de 2016 por una denuncia de los diputados kirchneristas Martín Doñate y Rodolfo Tailhade, en la que acusaron al entonces ministro (dejó el cargo en junio de 2018) de beneficiarse con el aumento de la tarifa del gas a raíz de su "doble rol como funcionario público y accionista de Shell".