Luego de un debate que duró cinco horas, el Senado aprobó el proyecto para reformar la Ley del Ministerio Público Fiscal al quitar los dos tercios de la cámara necesarios para elegir o remover a un Procurador General de la Nación y limitar su mandato a cinco años con una reelección por un lustro más.

Desde la previa se sabía que el oficialismo tenía los votos que se requieren para dar la media sanción y finalmente la votación terminó con 42 votos a favor y 27 en contra. El respaldo de la iniciativa provino del Frente de Todos y de sus aliados del Frente Renovador de la Concordia de Misiones y de Juntos Somos Río Negro.

La principal reforma a la Ley del Ministerio Público modifica las mayorías para designar al jefe de los fiscales. En la actualidad, se concreta con el voto de los dos tercios de los presentes en la Cámara alta, mientras que con el cambio que deberá ahora debatir Diputados se necesita sólo mayoría absoluta.

El oficialismo requiere de esta nueva ley para poder remover al Procurador interino que está actualmente, Eduardo Casal, y promover a ese puesto a un candidato propio. El Poder Ejecutivo postuló al juez Daniel Rafecas, pero no está claro si ante esta modificación el magistrado aceptará.

El proyecto aprobado hoy también establece que la postulación y designación del candidato no podrá realizarse durante el año electoral en el cual se elija presidente de la Nación. Por otro lado, el Procurador General de la Nación al momento de su designación no podrá superar los 75 años de edad.

Al abrir el debate, el presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales -que dio dictamen al proyecto-, el oficialista neuquino Oscar Parrilli, explicó que la búsqueda de reducir el número para elegir al jefe de los fiscales no se debe a la falta de consenso para elegir a Rafecas sino para remover al procurador interino, Eduardo Casal, porque “sirve a los intereses” de la oposición.

Se espera que destino tendrá la propuesta en Diputados, donde los números son más ajustados y el Frente de Todos deberá convencer a más aliados de sumar sus votos para que se convierta en Ley