Miles de personas se congregaron el lunes 17 de agosto en el Obelisco y otros puntos de la Ciudad y del país para protestar contra el gobierno de Alberto Fernández, con diversas consignas que incluyeron el rechazo al aislamiento obligatorio, a la reforma judicial o la reivindicación de la "república".

En las redes sociales, se hizo viral la imagen de una de las manifestantes que concurrió al Obelisco agitando una cacerola mientras, con una bandera argentina colgada, se asomaba al techo de su automóvil Audi Q5 2018, que en su versión 0 Km tiene un precio de alrededor de USD73.000.

Los primeros comentarios sobre la fotografía, tomada por el fotógrafo Germán Adrasti, hicieron hincapié en la aparente riqueza de la mujer como forma de criticar el perfil de quienes concurrieron a la protesta.

Pero luego circuló una segunda imagen en la que se pudo ver la patente del vehículo en cuestión.

Aunque el Audi patente AC316KZ no posee infracciones de tránsito en la Ciudad de Buenos Aires ni en la Provincia, al cruzar su patente con la base de datos de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) de CABA, puede comprobarse que debe en total unos $349.000, con saldos impagos desde enero de 2019.

El dato generó numerosas repercusiones en las redes sociales contra la mujer en cuestión, más allá de que se desonoce si es la propietaria real del auto, que era manejado por otra persona.