El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó este lunes la adhesión de la Ciudad al Protocolo Nacional para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, aunque anunció medidas adicionales, como un plan de prevención del embarazo no deseado y de asistencia a la mujer durante la etapa de gestación.

En su anuncio, Rodríguez Larreta recordó que "el 16 de julio la Legislatura porteña sancionó con amplia mayoría (50 votos a favor, 3 abstenciones y 7 en contra) la ley de adhesión al protocolo nacional para la interrupción legal del embarazo (ILE) por causas justificadas".

"Respetando esa decisión, el Poder Ejecutivo de la Ciudad impulsará un conjunto de medidas para fortalecer la prevención del embarazo no deseado y brindar información y opciones de acompañamiento que garanticen el pleno discernimiento de la elección que enfrenta una embarazada", agrega.

Larreta afirmó también que promoverá la objeción de conciencia institucional: "Reafirmando el compromiso con la plena vigencia del derecho a la libertad de conciencia, y reconociendo que en la Ciudad existen diversas instituciones cuyos profesionales podrían optar por adherir a dicho derecho, instruí al Ministerio de Salud para que proceda a la creación de un programa de derivación de prácticas de ILE que ofrezca una alternativa a las instituciones antes mencionadas, garantizando a su vez el acceso a una práctica segura y oportuna a la persona embarazada", explicó al respecto.

De esta manera, el Gobierno porteño determinó no avanzar en el veto de la ley, como lo reclamaron organizaciones "pro vida" en las últimas semanas, ya que hoy vencía el plazo legal para hacerlo; y anunciar medidas complementarias para evitar, por ejemplo, embarazos no deseados y agilizar el sistema de adopciones.

El protocolo nacional establecido por el ministro de Salud, Ginés González García, en diciembre de 2019, se basa en las causales previstas por el Código Penal argentino desde 1921 -y confirmadas por la Corte Suprema de Justicia en 2012-, según las cuales la interrupción del embarazo es legal si el mismo proviene de una violación o representa riesgos para la vida o la salud de la mujer gestante.

Actualmente, las provincias de San Juan, Formosa, Tucumán, Santiago del Estero y Corrientes no cuentan con protocolo propio ni adhesión al ILE nacional, según un relevamiento de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. 

Prevención del embarazo

Entre las medidas complementarias que Larreta impulsará, se encuentra el Plan A la Par, "de prevención de embarazos no deseados, de acompañamiento a las madres durante el embarazo y de cuidado de los niños y niñas durante los primeros meses de vida, que contempla entre otros puntos " charlas con jóvenes sobre la salud sexual y reproductiva en el marco de un proyecto de vida".

También anunció "cambios que permitan acelerar y simplificar las adopciones", como la digitalización de los procesos y la ampliación de la cantidad de información disponible

Además, anticipó que buscará "establecer con más claridad los períodos gestacionales alcanzados por el Protocolo ILE y su relación con los métodos que el sistema de salud establezca como más adecuados a cada situación, así como las normas que regulan su ejercicio"

Por último, afirmó que "en caso de controversias en referencia a la atención de menores, se podrá dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, como así también, cuando resulte necesario, al Ministerio Público Tutelar para resguardar los derechos de las niñas y adolescentes".