El gobierno de María Eugenia Vidal evalúa por ingresar antes del recambio legislativo el resto del paquete legislativo que el gobierno diseñó para lograr ajustar el gasto político y ahorrar unos 500 millones de pesos.

En primer lugar, el Ejecutivo remitió a las Cámaras legislativas el Presupuesto General de Gastos y Recursos 2018, la Reforma Impositiva y la ley de Responsabilidad Fiscal Municipal, ya sancionados.

La segunda tanda estaría integrada por dos proyectos: uno que establece la derogación de las jubilaciones especiales, en los casos del gobernador, vicegobernador, ministros y legisladores y, por otro lado, un nuevo proyecto de normas para que los legisladores presenten declaraciones juradas como ya vienen realizando los miembros del Ejecutivo. Por último, se remitiría un proyecto de reforma de la ley de Ministerios con la idea de reducir significativamente el gasto en la administración pública provincial.