El Gobierno argentino expresó su preocupación por el "uso desproporcionado de la fuerza por parte de las unidades de seguridad israelíes" ante la escalada de violencia que se desató con  Palestina a raíz del enfrentamiento con la facción Hamás. 

"La República Argentina expresa su preocupación por el agravamiento de la situación en Israel y Palestina; por el uso desproporcionado de la fuerza por parte de las unidades de seguridad israelíes y ante el ataque con misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza", advirtió el comunicado dado a conocer este lunes por parte de la cartera conducida por el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Felipe Solá.

Con más de 37 muertes resportadas en las últimas 48 horas, la ofensiva militar ya superó el escenario de 2014. Este miércoles el gobierno de Benjamín Netanyahu anunció la "eliminación" de la cúpula de Hamas y la Jihad Islámica tras un ataque teledirigido a una de las locaciones donde se encontraban reunidos.

Tras la misiva de Cancillería, la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen,  manifestó su "preocupación" por el posicionamiento del país. 

“Este comunicado lo vemos con preocupación y no expresa la buena relación que existe entre nuestros países”, apuntó la diplomática en diálogo con A24. Ronen insistió que “ Israel hizo todo lo posible para no llegar a este punto, pero al fin y al cabo tenemos que proteger a nuestros ciudadanos”. 

"Están atacando a nuestro país, hay muchos heridos, la situación es preocupante, es grave. Nosotros hicimos todo lo que pudimos para no llegar a esto”, concluyó.