El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró hoy que, "si hay un rebrote" de casos de coronavirus, será necesario tomar "medidas adicionales" a las ya aplicadas, tal como cuando se implementaron el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE) y el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Además, sostuvo que sin la ayuda estatal la pobreza hubiera llegado al 50% en el segundo semestre de 2020.

“Si la situación se complica y hay un rebrote, vamos a tomar medidas excepcionales y adicionales a las que ya venimos tomando desde el año pasado”, afirmó Arroyo en una entrevista con El Destape Radio.

Sin embargo, aclaró que "la lógica de cierres este año es distinta a la del pasado", y no será tan extrema, lo cual da a entender que no estarían dadas las condiciones para tener medidas similares al IFE y el ATP.

A diferencia de este año, en 2020 "hubo que cerrar todo para tener los respiradores y las camas de terapia" intensiva que no se tenían. "Este año los tenemos y entonces la idea es un cierre más localizado”, indicó el funcionario.  Si una maestra tiene Covid, se cierra el aula; no la escuela. Si en una fábrica hay casos, se cierra la fábrica, pero no todo el sector productivo”, graficó. 

En caso de que se produzca un rebrote, recordó que "la que define es el área de Salud", en tanto que Desarrollo Social "se adaptará a las necesidades", pudiendo sumar "políticas sociales focalizadas para acompañar”. En este sentido, recordó que “la Tarjeta Alimentar aumentó su monto un 50% en febrero" y afirmó que ese instrumento "se sostiene".

¿Pueden volver el IFE y el ATP?

El presidente Alberto Fernández confirmó este sábado que "de ser necesario" se pondrán en marcha "medidas para auxiliar a sectores afectados" por la pandemia de coronavirus y así lograr que "padezca lo menos posible" los efectos de la segunda ola de contagios. 

"Si necesitamos auxiliar sectores, lo haremos si fuera necesario, pero para mi lo más importante es que padezca lo menos posible", enfatizó el mandatario al ser consultado por un nuevo pago del IFE.

Sobre el Repro II, el pago mensual para empresas afectadas por la pandemia, destacó: "Estamos haciendo una suerte de ATP focalizados que no se llaman ATP ni i  IFE pero vamos seguir auxiliando a empresas o gente que lo necesite".

Los comentarios de Arroyo sobre el IFE y el ATP van en línea con lo que planteó durante el fin de semana el ministro de Economía, Martín Guzmán: "La pandemia golpea a todo el mundo, pero las políticas que se adoptaron en 2020 permitieron que estemos en una situación mejor que otros países de la región, habiendo protegido el trabajo y el capital de la economía. La argentina es la economía que más se está recuperando", aseguró en diálogo con CNN Radio.

Al respecto de la posibilidad del regreso del  IFE y la ATP, Guzmán prefirió ser prudente. "Las medidas que ayudaron mucho, como el  IFE, como el ATP, no son medidas que tengan que ver solamente con la pandemia. Tuvieron que ver con la pandemia y con las restricciones de circulación. Y hoy no tenemos restricciones y no las vamos a tener como al inicio de la pandemia", advirtió.

Los números de pobreza

Si bien Arroyo admitió que "la situación es crítica" en torno a los últimos números de pobreza del Indec, que llegaron a 42%, aseguró que hubieran sido peores sin la ayuda estatal. "La indigencia es del 10,5% y, sin los distintos programas estatales, sería del 27,9%, lo mismo que la pobreza, que sin la asistencia hubiera sido más del 50%", indicó Arroyo.

"Si bien no llegamos al 47% que tuvimos el segundo semestre del año pasado, es una situación crítica, pero con un Estado presente", consideró, y evaluó que “hay más actividad en la construcción y en el rubro textil, pero el problema claramente son los precios de los alimentos", lo que hace que "la gente haga changas pero también vaya al comedor para llegar a fin de mes".

Con respecto a los programas de asistencia económica del Estado, el ministro explicó que el Gobierno está "extendiendo el programa Potenciar Trabajo, que ya llega a 870.000 personas que cobran 10.800 pesos" para complementar sus ingresos.

También destacó que "ya se urbanizaron 106 villas y asentamientos y el plan para este año es urbanizar 400 y eso mejora la infraestructura y es un gran plan de trabajo".

Más de la mitad de las personas de 0 a 14 años son pobres: un 57,7%, y en ese grupo etario se dio el mayor crecimiento con relación al semestre anterior, con un aumento de 1,4%. Arroyo remarcó que "el tercer eje" de su trabajo "son los jardines de infantes". "Entre los chicos se dan los niveles más críticos de pobreza y es por eso que ya hicimos 269 jardines de infantes y tenemos que completar 800 durante este año", subrayó.