Tras conocerse el hallazgo del cuerpo del empresario Fabián Gutiérrez, encontrado enterrado y envuelto en una sábana en la vivienda de uno de los cuatro sospechosos detenidos, con golpes en la cabeza y lesiones de arma blanca en el cuello, familiares y allegados pidieron mediante una carta que se trate con respeto el hecho ocurrido, para dejar actuar a la Justicia.

 Además, en un párrafo aparte, describieron a Fabían como "dueño de un corazón inmenso y una calidad humana extraordinaria".