El Gobierno de la Provincia de Buenos anunció una batería de medidas relacionadas con la nueva etapa del aislamiento social y obligatorio que se extenderá hasta el 24 de mayo. Las medidas apuntan a cuatro rubros: industrias, comercios, transporte y esparcimiento.  

En cuanto a los sectores industriales, el DNU 459/2020 publicado en el Boletín Oficial habilita la puesta en marcha en 18 sectores para todo el país. Alrededor de 40 distritos del AMBA -hoy la región en otro escalón más abajo del aislamiento- deberán solicitar la habilitación a la Provincia, luego deberá pasar por la aprobación de la  Jefatura de gabinete de la Nación.

En el distrito de General Pueyrredón,  con más de 500 mil personas, y el AMBA tienen que solicitar permiso a las autoridades bonaerenses.  Uno de los puntos principales es que las empresas deben asegurar el transporte a los trabajadores con remises, taxis o micros escolares.

Entre los anuncios importantes, se habilitarán los comercios de cercanía. Esto implica a comercios barriales, con clientes del barrio y empleados del distrito que no requieren del transporte público o que tengan su auto. No habrá apertura de shopping y ni de centros comerciales cerrados. Los locales comerciales a cielo abierto y ferias abrirán con protocolos más estrictos. En Amba y General Pueyrredón habrá que solicitar a Presidencia para habilitar, pero el resto será solo a la provincia.

El transporte público seguirá igual. Sólo quedará reservado a la utilización de los trabajadores esenciales. Las empresas que habiliten sus industrias deberán garantizarle el transporte a sus empleados. Sobre las salidas recreativas y esparcimiento infantil, la novedad es que se  autorizará a los niños a ir con los adultos a comprar a los comercios. Siguen prohibidas las salidas recreativas en el Amba. Sólo lo habilitaron 51 municipios con pocos contagios.

El gobernador Kicillof protagonizó una conferencia de prensa junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el secretario General, Federico Thea, y el ministro de Salud, Daniel Gollán, para explicar la nueva etapa de la cuarentena. "A las excepciones anteriores, en el Conurbano se van a agregar nuevas con la autorización nacional", explicó el mandatario al dejar en claro que la prioridad igual sigue siendo "quedarse en casa".

El mensaje del mandatario bonaerense forma parte del nuevo esquema que pasará a tener la provincia de Buenos de Aires luego del anuncio de la extensión del aislamiento social y obligatorio hasta el 24 de mayo. El anuncio presidencial diferenció la realidad del AMBA -seguirá en la etapa 3- con el resto del país -pasará a la etapa 4-. 

El Gobernador se mostró molesto con los sectores que presionan para que se comience a abrir la economía. "Los que quieren presionar ponen en riesgo a los demás y generan falsas noticias. Los países que hicieron que no pasaba nada tienen que lamentar víctimas fatales. No me importa si es rígido. No vamos a aceptar ninguna presión", retrucó Kicillof.

La Provincia de Buenos Aires concentra el 54% del PBI industrial del país y particularmente en el conurbano. Pero hay una realidad social donde el 60% de las personas están por debajo de la línea de pobreza, el 55% están desempleados,  y hay situaciones de vulnerabilidad social muy graves. De los 135 municipios, cada uno vive una realidad muy diversa, porque hay muchos con cero casos de coronavirus. 

Según explicó el gobernador, "esta es una nueva etapa con protocolos más estrictos" en la que "toca avanzar un paso". "Todos queremos volver a la normalidad pero nadie puede hacer locuras", detalló.