El ciclo lectivo continuará en la Argentina con algunos distritos dictando clases de manera presencial y otros, como la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, permanecerán con el sistema de enseñanza virtual por lo menos hasta el 21 de mayo, aunque podría extenderse el plazo si se mantiene la misma situación epidemiológica y sanitaria frente a la segunda ola de casos de coronavirus.

Nuevas restricciones: ¿Que pasa con las clases?

Las zonas del país que se encuentren "en alarma epidemiológica y sanitaria", como es el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), "el dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia", anunció este viernes el presidente Alberto Fernández.

Luego de que el Gobierno nacional fuera duramente cuestionado por haber tomado la decisión de suspender la presencialidad los últimos 15 días luego de que el propio ministro de Educación, Nicolás Trotta, subrayara que las aulas eran uno de los espacios a priorizar a la hora de mantener lugares abiertos, el jefe de Estado planteó: "Sabemos las dificultades que esto plantea a los niños y las familias, pero se trata de una medida necesaria para disminuir la circulación".

"Todo este esfuerzo lo estamos haciendo para retomar la presencialidad cuando los indicadores epidemiológicos y sanitarios así lo permitan", explicó el mandatario a través del mensaje grabado emitido pocos minutos después de las 9.

En ese sentido, insistió en que "en estas zonas de alarma" la suspensión de las clases presenciales "se trata de una medida necesaria para disminuir la circulación". "La educación es un tema prioritario: sólo se dictan clases a distancia donde la pandemia lo exige", añadió.

Suspensión de clases presenciales 

No obstante, Fernández destacó que "en más de 20 provincias hay clases presenciales".

De todos modos, aclaró que los gobernadores podrán "adoptar en forma temprana medidas adicionales que disminuyan la circulación para prevenir los contagios", por lo que podrá suspenderse el dictado de clases presenciales.

El anuncio de que las clases virtuales continuarán en el AMBA durante al menos tres semanas más se da en momentos en que se espera la definición de la Corte Suprema respecto al planteo realizado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien pretende mantener la presencialidad: en los últimos días, la Ciudad señaló que aceptaría la virtualidad para los alumnos de secundaria, pero que es necesaria la asistencia a las aulas en los más chicos.

¿Qué pasará en la Ciudad con las clases presenciales?

El pasado jueves el procurador general de la Nación, Eduardo Casal, consideró que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241/2021 es inconstitucional: "Los argumentos expuestos en la norma impugnada no alcanzan para fundar un estado de necesidad que permita legitimar la suspensión de la concurrencia a los establecimientos educativos en todos sus niveles".

Minutos antes de que el Presidente anunciara la extensión de la suspensión de las clases presenciales, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, expresó la posición de la Ciudad: "Hemos presentado en todas las mesas de diálogo nuestra información y nuestros datos. Estamos convencidos y tenemos documentado que la presencialidad cuidada no ha generado contagios significativos. Analizamos el planteo del Gobierno nacional sobre el escenario de la periescuela y hemos estado trabajando alternativas para cuidar ese aspecto Seguimos dialogando en alternativas".