La ex senadora nacional Hilda Duhalde afirmó que no se considera una "vacunada VIP" y que la situación que atraviesa a raíz de ese escándalo le genera "bronca, tristeza y vergüenza".

"Estoy muy cansada porque no me considero una vacunada VIP, y estoy harta de escuchar en los medios que me incluyen. Me da bronca, tristeza y vergüenza", expresó la ex primera dama.

Y agregó: "Cuando muchos periodistas me equiparan con (Carlos) Zannini me da bronca, porque no soy eso, siempre me comporté correctamente, nunca nadie tuvo nada que decir de mi trabajo".

En su defensa, Chiche sostuvo que en el momento en el que llegaron a su casa para aplicarle la vacuna,  creyó que “venían a vacunar a un ex presidente y a su esposa, que ya tienen más de 70 años”.

Preocupación por la segunda dosis

La ex senadora nacional reconoció estar preocupada por no recibir la segunda dosis de la vacuna y confesó que esta vez se anotó para recibirla.

"Hay mucha gente que está esperando la segunda dosis, no voy a pretender que conmigo hagan una excepción. Como vinieron, con mucha soltura, a vacunarme a mi casa, que se acuerden de la segunda dosis. Yo no tengo que ser una privilegiada", indicó.

Chiche”, Eduardo y sus hijas María Eva y Juliana Duhalde recibieron las vacunas el 1° de febrero, en su domicilio, en lo que se consideró una “vacunación VIP”.

Una de las primeras acciones que tuvo la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, luego de asunción, fue publicar la lista completa de los "vacunados VIP" que consta de unos 70 nombres en total, entre los que se incluyen Eduardo y "Chiche" Duhalde, Carlos Zannini, Daniel Scioli y Horacio Verbitsky, entre otros.