El Consejo de la Magistratura aprobó una terna formada por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, y los secretarios judiciales Jorge Di Lorenzo y Laureano Durán para cubrir la vacante en el Juzgado Federal N°1 de La Plata, considerado estratégico por su competencia electoral en la provincia de Buenos Aires. Di Lorenzo es secretario letrado del Juzgado Federal N°3 de La Plata mientras que Durán ocupa el mismo cargo en la Cámara Federal de Apelaciones platense. Presidido por el juez Ricardo Recondo, el plenario de la Magistratura aprobó por unanimidad, pero con la abstención del titular del cuerpo, la terna para cubrir el cargo que estaba vacante desde 2009, cuando falleció Manuel Blanco.

Con este paso, el Poder Ejecutivo tiene pendiente de definir cuál de los tres nombres propuestos por el Consejo será el que finalmente postule ante el Senado para cubrir esta vacante clave en la justicia federal platense.

El pliego del candidato que decida postular el Gobierno del presidente Mauricio Macri será tratado por la comisión de Acuerdos del Senado, encargada del dictamen necesario para que sea tratado luego por los senadores en el recinto de sesiones.

El Juzgado N°1 de La Plata es considerado estratégico por su competencia electoral en el territorio bonaerense, el más poblada del país, para laudar ante posibles controversias en la presentación de listas de candidatos, impugnaciones, la aprobación del financiamiento partidario, así como en denuncias por fraude y eventuales impugnaciones en el escrutinio de votos.

Ramos Padilla figura primero en la terna por orden de mérito, por el puntaje obtenido por sus antecedentes y por el examen oral, con 183,50 puntos, pero Durán tiene en su haber su experiencia como subrogante del juzgado federal 1 de La Plata durante los comicios presidenciales de 2015.

En diciembre de 2015, Durán fue removido por un fallo de la Corte Suprema bonaerense, con lo que la competencia electoral en la provincia quedó provisoriamente en manos de la jueza federal porteña María Servini, luego pasó a manos de Juan Manuel Culotta, que organizó las elecciones legislativas de 2017. El juzgado federal platense está ahora en manos del juez subrogante Alfredo Ziulu.