Inspectores del Registro y Control de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (ReBA) de la provincia de Buenos Aires realizarán mañana operativos especiales para garantizar el cumplimiento de la normativa que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas durante la elección y así garantizar el "óptimo desarrollo" de los comicios, informó la cartera de seguridad bonaerense.

El organismo, dependiente de la cartera de Seguridad bonaerense, ratificó que -según lo establece el Código Nacional Electoral- desde las 0 del domingo y hasta las 21 no podrán estar abiertas "las casas destinadas al expendio de cualquier clase de bebidas alcohólicas", sean mercados, restaurantes o bares.

Las infracciones serán labradas en el momento y elevadas a la comisaría jurisdiccional, la que oficiará como instrucción preventiva para, posteriormente, darle intervención a la autoridad judicial competente, según se informó.

Más allá de las elecciones, el ReBa viene realizando una campaña sobre el consumo de alcohol, con la distribución de folletería didáctica para los menores y su núcleo familiar, en los distintos colegios de la provincia de Buenos Aires.