Luego de tres meses de silencio, el expresidente Mauricio Macri reapareció con críticas al Gobierno argentino por las medidas tomadas para frenar el avance del coronavirus y también a los distintos países de América Latina al afirmar que la pandemia les dio la oportunidad de implementar "totalitarismos soft" que avanzan "sobre las libertades".

"No se puede afectar la libertad de expresión, el funcionamiento de la Justicia o la propiedad privada", consideró el exmandatario sobre el impacto de las cuarentenas instauradas por el avance del Covid-19 en tanto que resaltó: "En algunos países hemos tenido gobiernos que vieron que la pandemia es una buena oportunidad para avanzar en totalitarismos soft, que pueden devenir en dictaduras como la de Venezuela".

En este sentido, deslizó su respaldo a las marchas anti-cuarentena: "(Esto) Ha generado una reacción activa y fuerte de la sociedad, que se ha movilizado para expresarse en contra de estos abusos y avances. La oposición también está consolidada en la defensa de estas libertades".

El ex mandatario reapareció al brindar una "conferencia online" para expresar su mirada sobre la situación de de América Latina, moderada por el periodista Álvaro Vargas Llosa, hijo del escritor peruano Mario Vargas Llosa, que se emitió este miércoles y que se había grabado la semana pasada.

Consultado sobre la disyuntiva que emergió durante la pandemia entre defender la salud o la economía, Macri indicó que es una situación "muy delicada", pero destacó a los gobiernos que están manejando y "afectando lo mínimo las libertades", entre los que mencionó al de Colombia, a cargo de Iván Duque.

"Tiene que haber un equilibrio entre la prevención sanitaria y la salud mental y laboral de la gente. No hay que dejarse llevar por el miedo y la intuición para tomar decisiones en momentos como estos, sino por los datos", subrayó.

E insistió: "No se pueden concentrar todos los recursos para atacar sólo una pandemia, desatendiendo todas las demás patologías. No se puede abandonar todo el sistema de salud, hay clínicas que quedaron vacías", lamentó Macri, quien insistió en que "lo más importante es hacer las cosas con equilibrio y siempre cuidando las libertades".

Macri también se refirió a su futuro político y dijo que su "primera tarea es fortalecer la unidad de Juntos por el Cambio" para que "el espacio crezca a partir del volumen de sus dirigentes".

"Seguiré tratando de ayudar a que los talentos crezcan y tengamos muchos líderes para defender banderas como la libertad y la transparencia", planteó el líder del PRO al ser consultado sobre la tarea que desarrollará en el futuro y sin dar precisiones sobre si volverá a candidatearse.

Sobre su rol de dirigente opositor, Macri señaló: "Estoy tratando de darle un espacio al gobierno, que fue elegido por el 48% de los argentinos, y sólo levantando la mano para decir Cuidado, no avancen con nuestras libertades . Pero no lo están haciendo, están afectando herramientas como el Presupuesto, la Argentina no tiene Presupuesto hoy, lamentablemente".

Asimismo el ex presidente remarcó que de cara a la postpandemia ve "al populismo debilitándose y a las democracias liberales saliendo fortalecidas".

En el pasaje en el que habló sobre política internacional, Macri cuestionó a la gestión de Alberto Fernández por no seguir su postura sobre el caso Venezuela y "abandonar la presión" sobre Nicolás Maduro.

"Hay que seguir manteniendo la presión hasta que dentro del Ejército venezolano surja una decisión de terminar con este proceso de destrucción y generación de pobreza que vive Venezuela, cosa que lamentablemente mi país ahora no está haciendo, me duele mucho pero es lo que está pasando con el nuevo gobierno", cuestionó a la actual gestión del Frente de Todos.