La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal volvió a salir de su perfil bajo para criticar la gestión de Axel Kicillof y dar su visión sobre la campaña de vacunación contra el coronavirus en el país.

Vidal mantuvo un bajo perfil durante todo el año pasado, pero hace un mes presentó su libro "Mi Camino", en el que recorre su trayectoria política, y comenzó a aumentar sus apariciones rumbo a las elecciones de septiembre próximo, aunque todavía no precisó si piensa ser candidata.

Dejando de lado el tono dialoguista del ala moderada del PRO, Vidal arremetió contra la gestión de Kicillof al afirmar que "todavía no empezó". "Creo que lo que hizo estuvo dirigido a la pandemia, en lo demás no vimos nada nuevo. Lo único que hizo fue buscar culpables", afirmó en declaraciones a LN+ el último domingo.

La campaña de vacunación

También consideró que los vacunados no deben agradecerle al Estado por recibir la dosis porque "es lo que el Estado tiene que hacer". "Pretender que se agradezca una vacuna, un plan social o una bolsa de comida es distorsionar el rol del Estado", expresó.

Además, señaló que “el Gobierno no respeta las prioridades que planteó, definidas en una resolución de Carla Vizzotti, que dijo quiénes tenían prioridad para vacunarse"

"Mis padres, al igual que los padres de muchos, todavía no tienen la segunda dosis”, dijo en ese sentido, y agregó que ella todavía no se vacunó y que va a esperar a cuando el turno le toque.

Su declaración llegó horas después de que Mauricio Macri diera a conocer que se aplicó la vacuna de Johnson & Johnson durante su viaje a Estados Unidos

El cierre de escuelas

Vidal fustigó contra la suspensión de la presencialidad escolar por la pandemia. "No hay argumento para decir que las escuelas tienen que estar cerradas", dijo, y añadió que "menos de por parte de un delegado gremial que dice defender la educación pública".

"La gente está cansada de la inequidad. Le piden que sus hijos no vayan a la escuela y se festejan partidos de fútbol en la calle", criticó.