La Unión de Doccentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) reclamó el cumplimiento de disposiciones sanitarias del gobierno bonaerense para el reinicio de clases en pandemia como también un incremento en el salario de los docentes y profesores que tutela por sobre la inflación.

La organización gremial que lidera Miguel Díaz puntualizó que la situación actual demanda el “riguroso cumplimiento” del Plan Jurisdiccional que rubricaron en su moment la Dirección General de Escuelas, el ministerio de Salud y los sindicatos en 2020 para un “regreso seguro” a las clases presenciales.
Udocba expresó que las autoridades sanitarias deberán supervisar la implementación de los protocolos a aplicar, adecuándolos a las características del sistema educativo y condiciones de infraestructura de los establecimientos escolares en cada uno de los distritos.
“Es crucial que se extremen todas las medidas para que el regreso gradual a las escuelas no ponga en riesgo, bajo ningún aspecto, la salud de alumnos, alumnas, docentes y personal involucrado en todas las actividades”, reseñaron a través de un comunicado.

El sindicato ponderó la necesidad de optimizar la prevención, “mientras se avanza en la campaña de vacunación con la que nuestra organización gremial está colaborando a través de sus sedes”.
En cuanto al capítulo salarial Udocba ratificó sus expectativas para que la paritaria de ese sector supere en 6 o 7 puntos el nivel inflacionario, “y recuperar poder adquisitivo perdido en la gestión anterior. En 2020 apenas logramos equiparar el porcentaje de inflación, y en este sentido consideramos que es hora de que los salarios crezcan más que los precios”, dijeron citando lo expresado por la Casa Rosada.

En efecto con relación a esa perspectiva Udocba hizo referencia los dichos del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y también a las declaraciones del presidente Alberto Fernández.