El diputado y ex ministro de Planificación Julio De Vido pidió a la Cámara de Casación que suspenda el pedido de desafuero y detención en su contra, en el marco de la causa por la presunta malversación de fondos públicos. Fuentes judiciales informaron que los abogados de De Vido, Maxiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, apelaron el fallo de la Sala II de la Cámara Federal que había ordenado este martes al juez federal Luis Rodríguez que pidiera a la Cámara de Diputados la quita de fueros a fi n de disponer la “inmediata detención” del ex ministro.

Con esta apelación, la defensa de De Vido pretende que quede sin efecto el pedido de Rodríguez a la Cámara de Diputados. Para la defensa de De Vido, la orden de la Cámara Federal “se encuentra a las claras motivada por objetivos políticos que se han infi ltrado en nuestro sistema de justicia, vaciándolo de objetivida y razonabilidad, todo lo cual genera un daño irreparable a la justicia argentina”. Así lo indicó en un comunicado dado a conocer las últimas horas, en el que además sostiene que De Vido se encuentra a derecho y que ha respetado “a rajatabla” la prohibición de salida del país que semanas atrás le fi jó el Juzgado.

A través de una nota dirigida al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, el juez Rodríguez solicitó el martes “el desafuero del diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Julio Miguel De Vido en los términos del artículo 1 de la Ley 25.320 con el objeto de proceder a su detención y recibirle declaración indagatoria”. En la causa se investigan malversación de fondos públicos para distintas obras en Río Turbio en orden a los 26.000 millones de pesos entre los años 2006 y 2016, y se calcula que hubo un desvío de 265 millones hacia otros fi nes de los previstos.