Lo mismo pero más rápido, infirió el presidente Mauricio Macri ante la consulta de un eventual segundo mandato. Por simple deducción se infiere una reforma laboral a fondo. "El Gobierno le prometió al FMI eliminar la legislación laboral 60 días después de las elecciones", aseguró uno de los titulares de la CGT Héctor Daer mientras la campaña electoral sumó al movimiento obrero como freno al desarrollo o defensores de derechos laborales. Dos tesituras y una grieta más de la grieta. Hay mitos y verdades sobre lo inalterable de los convenios colectivos y petroleros es un caso testigo. A santo y seña de Vaca Muerta los siempre potentes sindicatos de ese sector más que moderaron reacciones y firmaron nuevas pautas más amables con empresarios y gobiernos. Daer fue categórico en diálogo con el ciclo Toma y Daca (Am 750) para remarcar "perdida total de derechos" en caso de que Macri renueve mandato.

La administración Cambiemos decidió abrir fuego no sólo con municiones calificativas como "kirchneristas" a dirigentes que lo enfrentan. Antes fueron los docentes, hoy en primera línea están Camioneros de Hugo y Pablo Moyano y Pablo Biró ( APLA). En medio de la falta de signos positivos de la economía, empresarios nacionales reclaman "despidos libres" como la Cámara de Construcción u otros. Los críticos del neoliberalismo, en tanto, ponderan que para ese foro "no hay crisis" sino camino correcto asfaltado con flexibilización, más despidos, incremento de edad jubilatoria y otras mieles.

Más de la mitad de los convenios vigentes se pactaron después de 2003

El politólogo Hernán Herrera, que integra el CEPA y el EPPA, remarcó que en la mensura liberal no hay crisis alguna en la Argentina. "Los sectores que disfrutan del modelo, los sectores más trasnacionalizados como el financiero, energía, en última instancia el campo aprecian que no hay otra cosa que profundización del modelo", le resumió a BAE Negocios. "Desde allí el entusiasmo a reformas y flexibilizaciones Este sector ganador de la economía debemos considerarlo como neoliberalismo, ya que no hay libre juego de los mercados sino el Estado promocionando sectores con una serie de medidas. Solo consideran profundizar el esquema para mayor dominio del rol político del Estado y desde ya cada vez más beneficios económicos".

Sobre qué bases podría sostenerse un esquema diferente, Herrera subrayó como prioritario asumir la crisis de crecimiento, productiva y de consumo de bienestar social que demanda otros remedios que la receta liberal. "Controlar la cuenta capital y financiera del balance de pagos, impedir la volatilidad de los capitales golondrina. Hay que estabilizar la macro y eso se logra pensando en el sector externo. Allí se requiere un montón de Estado como así tambeén herramientas heterodoxas", señaló el experto.

El paradigma, para él, se ubica en el par producción-estabilización: "No se puede esperar un escenario estable si el dólar no lo es. Necesitamos un balance de pagos sustentable, quizás esto infiere un tipo de cambio alto, pensar que no tome esa estatura hace a considerar regulaciones, aquí remarcamos que los capitales golondrina entran, rompen y salen".

A fin de sanar la producción apuntó a mecanismos que generen la sustitución de importaciones, de corto mediano y largo plazo, con mayor productividad e incorporación tecnológica. "De allí que la tracción en conjunto de la estabilidad y este set de medidas, para mejorar el balance de pagos, habrá producción como estabilidad generando mejores ingresos, siempre con el acceso social de la población hablamos de trabajadores, sectores populares y jubilados".

Y para esbozar algunos datos sobre si los convenios de trabajo no han tenido modificación alguna, el analista sindical Jorge Duarte le reseñó a este diario: "Más allá de cuando se hayan firmado, el 100% de los convenios colectivos vigentes se modificaron o se adecuaron desde la reactivación de las negociaciones colectivas en 2003". Y brindó además un detalle: 111 convenios (22%) fueron firmados en 1975, 49 (10 %) corresponden al período 1988-1990 , 73 (14 %) fueron firmados entre 1991 y 2000 y 273 (54 %) pactados entre 2003 y 2014. Según Duarte más de la mitad de los convenios son vigentes desde 2003 en adelante "y todos tuvieron modificaciones en los últimos años para adaptarlos a las nuevas realidades productivas".

Más notas de

Luis Autalan

La CGT dio un firme respaldo al Gobierno ante críticas opositoras

La central no tiene fisuras puertas para afuera

Aguinaldo hasta en 6 cuotas y con un ATP específico, las alternativas en estudio

Estudian aguinaldo hasta en 6 cuotas y un ATP específico

Llegó la hora del punto final al "por algo será"

Llegó la hora del punto final al "por algo será"

La CGT pide sentarse a definir el modelo económico de cara al día después

La cúpula de la CGT tuvo un día intenso: tras dialogar con el Fondo, recibió a Moroni y a Todesca

Cumbre CGT-FMI para hablar de la deuda y la reforma laboral

Cumbre CGT-FMI para hablar de la deuda y la reforma laboral

La CGT se reúne con el FMI con una advertencia antirreforma laboral

La CGT se reúne con el FMI con una advertencia antirreforma laboral

CGT-FMI: cumbre virtual para hablar de la situación social y la deuda

CGT-FMI: cumbre virtual para hablar de la situación social y la deuda

Posturas encontradas en el movimiento obrero por las medidas frente a la pandemia

El mercado laboral fue seriamente afectado

Ayuda a jardines de infantes

La disponibilidad de ATP para grandes firmas, eje de críticas sindicales y de laboralistas

Plaini reclamó el beneficio para los Canillitas