Trabajadores de Cresta Roja que reclaman el pago de salarios en la localidad bonaerense de Tristán Suárez denunciaron ayer que fueron reprimidos por efectivos de la Gendarmería y de la Policía bonaerense cuando realizaban una "olla popular" en las inmediaciones de la planta.

Los empleados de la empresa avícola cortaban por la mañana de ayer la ruta 205 cuando llegó la Gendarmería y comenzó a dispersar la protesta utilizando carros hidrantes, balas de goma y caballos, relataron los manifestantes. En el lugar, unos 300 operarios mantenían un bloqueo desde hace quince días en repudio al plan presentado por la patronal para cesantear a unas 800 personas que cumplen diferentes funciones en la planta.