La Cámara Federal porteña revocó hoy el procesamiento que pesaba sobre el CEO de Techint, Paolo Rocca, en la causa de los cuadernos de las coimas y dispuso su “falta de mérito”, informaron fuentes judiciales. 

El juez federal Claudio Bonadio había procesado al CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, en el marco de la causa de los cuadernos por supuestas coimas en la obra pública durante el gobierno anterior.

El 5 de octubre pasado, al prestar declaración indagatoria ante Bonadio, Rocca dijo que no estaba al tanto de los pagos indebidos que admitió haber hecho a la administración kirchnerista el ejecutivo del grupo Luis Betnaza.

En su presentación ante el juez, Betnaza aseguró que mantuvo "varias reuniones" con la ex presidenta Cristina Fernández para solicitarle "al gobierno argentino que intercediera" como mediador ante el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por "el peligro de nacionalización" de una de las firmas que el holding.

Según el directivo, los pagos tuvieron que ver con una cuestión humanitaria para salvaguardar al personal que se desempeñaba en Sidor. Al respecto, Rocca negó tener conocimiento de los sucesos, que atribuyó a Betnaza y a otro director de Techint, Héctor Zabaleta, quien en la causa tiene falta de mérito.

El dueño del grupo no aparece mencionado en los cuadernos del remisero Oscar Centeno, pero fue señalado por el financista Ernesto Clarens, quien también declaró ante el magistrado, por entregar supuestas coimas durante la gestión anterior.

El procesamiento de Rocca, que incluye un embargo de 4 mil millones de pesos y la prohibición de salida del país, fue firmado junto a la ampliación de las acusaciones de los ex funcionarios Julio De Vido, José María Olazagasti, Roberto Baratta, Hernán Camilo Gómez y Nelson Lázarte, señaló NA.

"En el presente caso, se encuentra acreditado con el grado de certeza requerido en esta etapa procesal que Paolo Rocca habría sido una de las personas que ordenó la entrega de dinero realizada por Héctor Zabaletta a los funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal, quienes luego ejecutaron los actos que eran propios de la función que cumplían, hallándose destinados a beneficiar a los cohechantes", señaló el juez.

En cuanto a la falta de mérito de Mindlin, el magistrado expresó: "En el pago realizado no se vislumbra la matriz establecida en el resto de las entregas de dinero que fueron registradas por Oscar Centeno en sus anotaciones, sumado a que del testimonio del nombrado corresponde efectuar diversas medidas de prueba tendientes a verificar o descartar sus dichos".