La Cámara Federal porteña revocó un sobreseimiento al ex secretario de Finanzas del macrismo Santiago Bausili y ordenó profundizar una investigación para determinar si cometió delito al percibir bonos por más de 200 mil euros por parte del "Deutsch Bank", donde trabajó antes de llegar a la función pública.

La decisión fue de los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, quienes revocaron el sobreseimiento resuelto por el fallecido juez federal Claudio Bonadio y ordenaron nuevas medidas de prueba, al hacer lugar a una apelación de la fiscal Alejandra Mángano, según el fallo al que hoy accedió Télam.

Bausili fue secretario de Finanzas del ex Ministerio de Finanzas de la Nación y antes había sido designado subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda.

El ahora ex funcionario fue indagado por Bonadio en octubre de 2018 y explicó que los bonos percibidos en el 2016 correspondieron a una indemnización laboral.

Pero el Tribunal de Apelaciones consideró "prematuro" el sobreseimiento y reabrió la pesquisa, que ahora quedará a cargo del reemplazante de Bonadio, Marcelo Martínez De Giorgi.

El "Deutsch Bank" fue designado como uno de los colocadores de bonos de deuda pública nacional. "Se advierte que todavía no se conoce cuál ha sido el movimiento de la totalidad de las acciones cobradas por el nombrado, las fechas de adquisición y puesta en venta", sostuvieron los jueces.

Ante ello, las medidas reclamadas por la fiscalía "lucen conducentes para esclarecer dichos extremos así como para determinar si el comportamiento del encartado durante su gestión resulta abarcado o no por alguno de los ilícitos que se le endilgan".

"Si bien el análisis de las pruebas incorporadas al legajo conllevarían a sostener que las sumas y acciones devengadas en favor del imputado lo fueron en concepto de indemnización laboral, lo cierto es que a esta altura de la encuesta los elementos de convicción aunados resultan insuficientes", agregó el fallo al que accedió Télam.

"En el sobreseimiento firmado por Bonadio se advierte un tratamiento sesgado de los hechos que conforman el objeto procesal de estas actuaciones", advirtió la Cámara.

Los jueces del Tribunal de Apelaciones agregaron que será "de utilidad contar con
la versión de los responsables de la entidad crediticia que intervinieron en la desvinculación del encartado del "Deutsch Bank", para que den cuenta -desde la óptica del empleador- sobre aquellas circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon la misma".

Además, estos testigos, que deberán ser citados, tendrán que explicar "las características
y alcance de los planes de compensación diferido "DB Equity Plan" y "DB RI Plan" que le fueron otorgados".

La Cámara recordó que en la causa se busca determinar si el ahora ex funcionario "obtuvo beneficios indebidos para sí o en favor de un tercero por las contrataciones que su cartera materializó" con ese Banco como uno de los "colocadores" de bonos de deuda pública nacional.

"La entidad en cuestión fue designada contemporáneamente a su gestión para cumplir dicha función y habría obtenido por ello comisiones que oscilarían entre el 0.12% y el 0.18% sobre el total del capital de los títulos comprometidos", según se sostuvo en la denuncia.

En la denuncia presentada por el diputado Rodolfo Tailhade, se aludió a los posibles delitos de "cohecho pasivo, negociaciones incompatibles con la función pública, tráfico de influencias, incumplimiento de deberes y uso de información privilegiada".