Molestos por el costo fiscal que generaría el congelamiento de las naftas a 90 días, las provincias de  Río Negro y Neuquén reclamaron ante la Corte Suprema de Justicia que se declare la incostitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia el decreto dictado por el presidente Mauricio Macri.

Para esas provincias petroleras, se trata de una norma "manifiestamente inconstitucional" porque "el Poder Ejecutivo Nacional se arrogó inconstitucionalmente, mediante el DNU que impugnamos, el dictado de normas de carácter legislativo, en detrimento de las que son propias del Congreso de la Nación".

"El DNU que impugnamos modifica inconstitucional y arbitrariamente el precio de las operaciones de venta de petróleo crudo y –consecuentemente- la base de cálculo para la liquidación y pago de las regalías petrolíferas e impuesto a los Ingresos Brutos que deben las concesionarias de explotación de la Provincia de Río Negro, y en su perjuicio, afectan de forma directa y actual la percepción de sus rentas públicas, que son cuantitativamente muy significativas, por ser un principal recurso corriente para atender los gastos y necesidades del Estado provincial", reza el escrito presentado por el gobernador de Río NegroAlberto Weretilnek, consigna Infobae.

Y continúa: "Los ingresos provinciales se verán afectados en forma negativa, por una menor recaudación tanto de regalías como de impuesto a los ingresos brutos, en tanto se encuentra directamente vinculada a la diferencia entre el precio de mercado del petróleo crudo «Brent» y la paridad efectiva entre el peso argentino y el dólar estadounidense".

Según los cálculos oficiales de la provincia, "a pérdida total estimada asciende a $582.7 millones" mientras que para Neuquén, significa un costo de al menos $1500 millones .La presentación fue trabajada en conjunto con la fiscalía de Neuquén, aclararon los voceros, y el gobernador de esa jurisdicción, Omar Gutiérrez, fue uno de los firmantes.