El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió que la Argentina “no está  más para estas patoteadas, amenazas” de algunos dirigentes sindicales y subrayó que “los propios gremios tendrán que generar su recambio”, aunque aclaró que “no se puede generalizar”.

El referente del PRO repudió los dichos del secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, quien había criticado a la diputada nacional de Cambiemos Graciela Ocaña: “No es la hormiguita, es la cucaracha. Hace 25 años que vive del Estado y no presentó nunca un proyecto”, había  lanzado el extitular de la CGT.

“La Argentina no está más para estas patoteadas, estas amenazas.Es parte del pasado”, remarcó el mandatario.

En ese sentido, Rodríguez Larreta resaltó los acuerdos sectoriales que el Gobierno logró con la UOCRA y los sindicatos petroleros y cámaras empresarias y destacó que “la Argentina cambió, es un país donde prima el diálogo”.

“Este es un Gobierno en el que prima el diálogo. Estas declaraciones amenazantes no van más”, agregó.

Sin embargo, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aclaró que “no se puede generalizar”, tras lo cual afirmó que  “hay sindicalistas con los que se puede hablar y se está  hablando; y hay otros que ya no, que son parte del pasado”.

Respecto a ese último grupo de integrantes del movimiento obrero, el referente oficialista señaló que “los propios gremios tendrán que generar su recambio”.