De cara al próximo anunció sobre la fase de la cuarentena que comenzará el 18 de julio, todo parece confirmar que la Ciudad de Buenos Aires se diferenciaría de la provincia y comenzará con la implementación de un nuevo cronograma que contempla 12 fases.  

El jefe de gobierno Horacio rodríguez Larreta y el gobernado Axel Kicillof plantearon diferentes enfoques en la última reunión. Por otra parte, luego de la junta del gabinete porteño, el periodista Jorge Rial filtró un cronograma tentavio a aplicar para flexibilizar el aislamientos social, preventivo y obligatorio, en el que trabajan los ministro de la capital. 

El nuevo esquema no marca fechas exactas para su aplicación, ya que todo se basará en los factores epidemiológicos como la tasa de contagio (R1). 

¿Cómo serán las fases del nuevo cronograma de apertura ? 

  • Fase 1: Incluirá el retorno de los runners, los comercios de cercanía, las galerías barriales en áreas “no conflictivas”, las mudanzas y los paseos recreativos diarios para niños y adolescentes.
  • Fase 2:  En esta etapa se sumarán los paseos recreativos para adultos durante los fines de semana, las bibliotecas (pero sin permanencia), los comercios ubicados en zonas de alto tránsito, industrias no esenciales, actividades profesionales de emergencia y los paseadores de perros.
  • Fase 3:  A esta altura ya se incluirán los paseos diarios recreativos para los adultos, un incremento en la capacidad permitida de los espacios culturales (de 10 a 20 personas), la construcción (obras que se finalicen en 30 días), los psicólogos. También se permitirá el retorno del personal docente y no docente para comenzar a preparar las escuelas y espacios educativos.
  • Fase 4:  Los templos quedarán habilitados para actividades de “rezo individual”, toda la actividad física será libre, habrá un nuevo incremento en la capacidad de los espacios culturales (hasta 30 personas), gastronomía en espacios exteriores y con materiales descartables y peluquerías. En cuanto a las clases, retornarán los últimos grados de cada nivel educativo.
  • Fase 5: Prevén la apertura de los shoppings bajo la modalidad “take away”, el Jardín Botánico y la Reserva Ecológica. Los espacios culturales subirán el límite a 40 personas y volverán a la actividad los lavaderos de autos y las escuelas de manejo. Incluirá la apertura de más grados en las escuelas.
  • Fase 6: Retorno de las reuniones sociales al aire libre o en espacios cerrados (30 personas), de los entrenamientos de deportes federados. Se podrá ir al cine (50% de ocupación), se normalizarán las clases y se permitirá la construcción hasta obras de 5.000 metros cuadrados.
  • Fase 7: Revisarán la regla que obliga a todos los pasajeros a viajar sentados en el transporte público. También incluye deportes individuales amateur y los servicios domésticos residentes. Se abrirán los patios de juegos y el Ecoparque.
  • Fase 8: Volverá el teatro comercial (70% de ocupación), y los gimnasios al aire libre. Se prevé la habilitación de las terapias para niños con autismo.
  • Fase 9: A esta altura, los fieles ya podrán volver a las celebraciones religiosas (80% de capacidad), los shoppings abrirán con normalidad y se podrán realizar trámites no esenciales.
  • Fase 10: Retomarán los deportes federados (sin público) y se discutirán protocolos para el retorno de actividades con público hasta 1.000 personas. Habilitarán los negocios gastronómicos interiores (50%), la totalidad de las actividades profesionales, la totalidad de las construcciones y la atención médica (no emergencia).
  • Fase 11: Se permitirán los deportes grupales amateur, visitas a los geriátricos, servicio doméstico, gimnasios.
  • Fase 12: Se normalizarán los eventos masivos, las reuniones sociales, se habilitarán los locales nocturnos, reabrirán los centros de jubilados y volverán el 100% de la gastronomía y la hotelería.

Por otra parte, tras conocerce este nuevo esquema, el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, habló en canal América y aclaró que el nuevo cronograma que trascendió “es un documento de trabajo interno de las áreas técnicas”, por lo que es un esquema tentativo y que no está cerrado hasta el momento. 

Además, el funcionario agregó que "nada de lo que está ahí se encuentra confirmado”, aunque también adelantó que la Ciudad viene avanzando con “el desarrollo de protocolos” específicos para cada sector. En este mismo contexto, enfatizó: "a medida que la situación sanitaria lo permita”, se van a “poder habilitar nuevas actividades”.

“Nosotros venimos trabajando desde que empezó la pandemia, de manera anticipada, fundándonos en los datos para prepararnos, para reforzar el sistema de salud, el aislamiento, la compra de insumos y de equipamiento médico”, finalizó.