El nuevo ministro de Defensa, Agustín Rossi, calificó como "un enorme avance en materia de calidad institucional" la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI) y la reforma del sistema de espionaje que anunció el presidente Alberto Fernández durante su asunción este martes.

"Es uno de los tramos más logrados en el discurso del Presidente. Me pareció muy contundente y va a ser un avance en materia de calidad institucional enorme", sostuvo Rossi en diálogo con radio Futurock.

El exdiputado afirmó que con esas medidas habrá "mayor control sobre los fondos reservados, una reformulación del sistema de Inteligencia, un Nunca Más a la vinculación de los servicios de Inteligencia con el Poder Judicial, una reforma de la Justicia".

Por otro lado, aseguró que el Frente de Todos será "un oficialismo constructivo, responsable, que no se va dedicar a perseguir o descalificar a los opositores ni a usar a un sector de Poder Judicial". "Vamos a poner todo lo que esté de nuestra parte. Tenemos todas las expectativas de construir un nuevo camino", se comprometió Rossi.

Ayer, durante su discurso, Fernández adelantó intervendrá la AFI y destinará los fondos reservados de ese organismo al programa de alimentación para los sectores más necesitados. En este sentido, sostuvo que enviará una iniciativa al Congreso para la "reestructuración de todo el sistema de inteligencia".

El jefe de Estado indicó que va a derogar un decreto de su antecesor, Mauricio Macri, que "significó consagrar el secreto de los fondos reservados", a lo que tildó como un "retroceso institucional". "Dichos fondos reservados no sólo dejarán de ser reservados, sino que serán redigiridos para financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre", anticipó, y anunció que hará lo mismo con los fondos reservados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

También indicó que habrá una reforma del sistema federal de justicia y propuso un Nunca Más a “la Justicia contaminada por servicios de inteligencia, operadores, procedimientos oscuros, linchamientos mediáticos” y que “judicializa disensos para eliminar al adversario de turno”.