El bloque Justicialista (BJ) y el del Frente para la Victoria-PJ (FpV-PJ) de la Cámara de Diputados se disputan a una docena de legisladores que en octubre pasado ganaron bancas por el peronismo y que aún no definieron a que espacio se sumarán a partir de su asunción formal, el próximo domingo 10.

Para la jura, prevista para mañana, desde el BJ y desde el FpV-PJ confían en sumar a la mayor cantidad de esos indefinidos, y, en el caso del kirchnerismo, a evitar algunas fugas.

Hasta la tarde de hoy, en el FpV-PJ contaban a 64 diputados; en tanto que el BJ, decían reunir 21 propios y 4 más a partir de la integración como interbloque de los legisladores referenciados en el gobierno de Misiones.

Entre los diputados codiciados por ambos bloques se encuentran el sanjuanino Walberto Allende, el misionero Daniel Di Stefano, el mendocino Omar Felix, la santafesina Silvia Frana, el correntino Jorge Romero y los catamarqueños Gustavo Saadi y Silvina Ginocchio.

Pese a que en el FpV-PJ las dan como propias, la chubutense Ana Llanos y la tucumana MIrta Soraie aun no dieron señales concretas sobre su continuidad en la bancada, que desde el lunes presidirá Agustín Rossi.