Desde el gremio de Sanidad alertaron que esos trabajadores están saturados por la labor en pandemia al tiempo que estimaron que su negociación salarial estará por encima de la nueva pauta salarial 2021 del 40% y amerita la puesta en valor de su labor en la emergencia Covid.

El cotitular de la CGT y referente de ATSA Héctor Daer reiteró que no hay margen de recuperación para los trabajadores que representa en virtud de la situación sanitaria por el coronavirus y apeló a una metáfora: "es estar en mar embravecido: pasás una ola; pensás que ya pasó y viene la otra y te pega en la frente. Hay que recordar que se postergaron vacaciones, o nunca se tuvieron, y compañeros que hacen más de un turno porque se multiplicaron camas, respiradores y terapias. Pero los trabajadores y profesionales siguen siendo los mismos", dijo Daer.

En declaraciones a Radio Con Vos el sindicalista vinculó ese estrés de labor con la incertidumbre salarial que ya experimentó el gremio con medidas de fuerza y conciliación obligatoria en su pulseada salarial, marco al que se le agrega, que como reseñó Daer la pauta del 29% “ya no existe”.

De allí que evaluó que la perspectiva de incremento en los sueldos es de entre el 43% y 45%.

"Ya no existe el escenario del principio, cuando se planteó que iba a ser un 29% el punto de llegada a lo largo del año y que a partir de ahí se iba a recuperar el salario. Si hay un 24% de inflación en un semestre, la perspectiva es llegar a 43, 44 o 45% este año”, consideró.

No faltó referencia a los últimos acuerdos en el Congreso de la Nación, Anses, PAMI y otros gremios que ya superaron la pauta del 40%.

Consultado sobre el escenario donde las empresas de medicina privada advirtieron que no pueden afrontar esos incrementos ya que no pueden aumentar las cuotas de su servicio, el cotitular de la CGT dijo que "ese combo tendrá que encontrar la resultante indicada. Los trabajadores de Sanidad no vamos a resignar ni un plazo ni un porcentaje con respecto al costo de vida", sentenció.

Propuesta de Cristina

En relación a la iniciativa que planteó la vicepresidenta Cristina Fernández para cambios en el sistema de salud Daer estimó que la integración entre sectores es profundizar algo que existe hace más de 20 años, entre público y privado y seguridad social.

"Hay provincias donde esa interacción está mucho más motorizada entre público y privado, donde el tomógrafo privado le sirve al hospital y la prestación pública atiende necesidades privadas”.

“Lo que habrá que decir de toda esta tecnología es de que se hará cargo y centralizará el Estado. Hay cosas para conversar y profundizar. No hay proyecto de reforma del sistema de salud ni en el Ministerio de Salud ni en el Gobierno. Hay ideas que se cruzarán con otras”, alertó.

Daer estimó que presagiar que los trabajadores se quedarán sin obras sociales es un escenario imposible en la Argentina.